El Revolucionario

Portada > América > Brasil > Las contradicciones de la socialdemocracia brasileña

Viaje del emperador Bush II a Brasil el 8 y 9 de marzo, en la primera escala de una gira por América que incluirá Uruguay, Colombia, Guatemala y México

Las contradicciones de la socialdemocracia brasileña

Protestas de la izquierda fundamentalista en el próximo viaje de Bush II a Brasil

Miércoles 7 de marzo de 2007, por ER. Río de Janeiro

Mientras Lula busca acuerdos energéticos con su amigo Jorge Bush, los partidos que apoyan al presidente brasileño se unen a las manifestaciones de la izquierda fundamentalista

JPG - 29 KB

Bush visitará Brasil el 8 y 9 de marzo en la primera escala de una gira por América que incluirá Uruguay, Colombia, Guatemala y México. Bush y Da Silva analizarán la cooperación en la fabricación de biocombustibles, la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del que Brasil desea ser miembro permanente, y la ronda de Doha sobre el fin a los subsidios agrícolas. El mandatario brasileño devolverá la visita el 30 de marzo, cuando será recibido por Bush en Camp David.

Diferentes «movimientos sociales» y «organizaciones populares» de Brasil anunciaron el día 6 protestas contra la visita del presidente de Estados Unidos.Las movilizaciones están convocadas para el jueves, en coincidencia con las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, y según los organizadores 10.000 personas participarán en las manifetaciones en la ciudad de Sao Paulo. Bancos, restaurantes de comida rápida y otros locales comerciales de origen norteamericano serán blanco de protestas ante la llegada de Bush, quien se reunirá con Da Silva en Sao Paulo.

Lo llamativo de estas protestas es que están convocadas también por la Central Unica de Trabajadores (CUT), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), y el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), todos aliados del gobierno del presidente Luis Ignacio Lula da Silva. Incluso dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula expresaron su rechazo a la visita de Bush. El secretario de Relaciones Internacionales del PT, Valter Pomar, afirmó que Brasil puede ser mediador de Estados Unidos, pero aseguró que Bush no podrá contar con el país para las «pretensiones imperialistas norteamericanas». «No cuenten con Brasil para presionar a Cuba, Venezuela, Bolivia o Ecuador», advirtió Pomar.

Aunque el partido gobernante no divulgó intenciones de participar de las protestas, observamos en el PT las típicas contradicciones de la viscosa ideología socialdemocrata: Lula busca alianzas con el imperio relamente existente, mientras su partido se opone a ese imperio, seguramente en nombre de la ética y la armonia universal.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando