El Revolucionario

Portada > Mundo > Indonesia > Solidaridad islámica en Malasia

Acompañada de demagógicas críticas a Israel y al «sionismo capitalista»

Solidaridad islámica en Malasia

El estado malayo apoya al seudoestado palestino

Jueves 15 de enero de 2009, por ER. Yakarta

Malasia pretende jugar un papel clave en el mundo islámico. Por lo tanto, qué mejor manera que concentrar sus fuerzas en la defensa de los palestinos ante la lucha que libra el terrorismo de Hamas contra Israel.

PNG - 34.6 KB
Bandera de Malasia
La media luna indica una clara filiación islámica

Este país emprendió gestiones para que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas celebre una sesión especial sobre Gaza, algo a lo que la Asamblea accedió. Sin embargo, la resolución no consiguió la obligación de Israel de frenar su ofensiva.

Todos los días se realizan multitudinarias manifestaciones en las calles de Malasia para apoyar al seudoestado palestino. Se recaudan fondos y se llama a boicots contra marcas norteamericanas para mostrar rechazo a Estados Unidos, que junto a Israel forma el denominado «poder capitalista y sionista» que, según difunden, busca acabar con el Islam. Numerosas instituciones, desde diarios hasta universidades, organizaciones no gubernamentales, policía y ejército recaudan todo tipo de fondos para enviar a Gaza.

Incluso los operadores de peajes de carreteras recaudan una parte del dinero en forma de donaciones. Las cadenas televisivas ofrecen sin cesar imágenes de civiles heridos o muertos, en especial niños, telebasura fabricada que desvelan para realizar demagogia contra Israel.

Boicot a la Coca Cola

«Nuestro producto no tiene afiliación política. Somos apolíticos», sostuvo Coca Cola Malasia, producto difundido universalmente por el Imperio realmente existente, en una declaración publicada para contrarrestar las críticas. El paso más fuerte dado por Malasia en su campaña de presión a Estados Unidos fue la suspensión el martes del diálogo por un tratado de libre comercio.

«El apoyo de Estados Unidos es tan irrestricto que Israel puede atacar Gaza con total impunidad. La frustración crece porque las acciones del público no tienen efecto sobre Israel», afirmó S. Arulchelvam, secretario general del Partido Socialista de Malasia, en solidaridad con el Islam nacional.

Sin embargo, el boicot es percibido como un grave perjuicio a pequeños empresarios, pues crea desempleo y propicia las represalias. Ya un boicot del año 2003 a causa de la invasión de Iraq fracasó rotundamente.

Aunque pequeño en comparación con la vecina Indonesia, donde vive la comunidad islámica más grande del mundo, Malasia es un influyente país islámico por su éxito económico, que atrae todo tipo de manifestaciones «materialistas» que han de ser cuidadosamente adaptadas a la censura islámica.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando