El Revolucionario

Portada > América > El cristiano Juan Cuvi contra la devolución de las espadas robadas por (...)

El cristiano Juan Cuvi contra la devolución de las espadas robadas por alfaristas carajistas

Domingo 29 de enero de 2012

Juan Cuvi, sociólogo ecuatoriano educado en Francia, vinculado en su juventud a la revolución nicaragüense y antiguo dirigente y activista del grupúsculo terrorista Alfaro Vive Carajo, AVC, dirige ahora la Fundación Donum, fundada en 1992 por su maestro y amigo monseñor Luis Alberto Luna Tobar (Quito 1923), Arzobispo de Cuenca (1981-2000): «Queremos comunidades saludables, organizadas, autogestionarias y responsables de su desarrollo. Queremos ser una ONG innovadora, referente positivo, respetada y prestigiosa, económicamente solvente, con presencia y credibilidad a nivel local y nacional, y participando activamente en el quehacer político y social del país.»

El 28 de enero de 2012, día del centenario de la muerte de Alfaro, exmiembros de AVC devolvieron las espadas que habían robado en 1983 como acción espectacular y declaración de guerra.

El domingo 29 de enero de 2012, en el periódico El Universo, de Quito, este demócrata cristiano y ex terrorista carajista «marxista leninista» hizo público, en entrevista con Alexandra Ávila, su malestar por la devolución de esos símbolos. Tiene interés para confirmar la deriva extravagante, propia de un anarco clerical, de este personaje:

Juan Cuvi: «Si son las espadas no debieron ser devueltas, menos a un gobierno»

Al grano: Exlíder de Alfaro Vive Carajo (AVC)

¿Qué opina de la entrega del sable de Eloy Alfaro y el del compañero de este, Pedro Montero, al presidente Rafael Correa?

Esta es una decisión inconsulta de Rosa Mireya Cárdenas, en ningún momento ella conversó con el colectivo de AVC, que éramos los que debíamos haber tomado una decisión. Habría que certificar si son las originales. En caso de serlo, el país requiere una explicación de dónde aparecieron, estaban desaparecidas desde 1985, 1986. El país necesita saber por qué aparecen ahora. Tengo entendido que hace meses alguien las entregó.

¿Esas espadas robadas iban a devolverse alguna vez?

Había un acuerdo tácito de si se devolverían al pueblo ecuatoriano, que es su legítimo dueño y guardián, únicamente, cuando se consiguieran las transformaciones básicas por las cuales nosotros nos levantamos en armas y eso no está ocurriendo con el actual Gobierno. Es más, ni siquiera se han tocado algunos puntos centrales de lo que fue el ideario no solo alfarista, sino de Alfaro Vive Carajo, de manera que no hay justificativo para que esas espadas hayan sido devueltas y mucho menos a un gobierno, porque eso debió haberse entregado al pueblo.

¿Nunca supieron en donde pudieron haber estado esas espadas?

Nadie sabía. Yo recuerdo haber tenido idea hasta el año 84, pero fui detenido y permanecí preso cinco años. Durante estos años no supe por qué no tenía contacto con los compañeros. En el 86 murió Arturo Jarrín y en principio él era el último que pudo haber sabido. Las espadas estaban extraviadas, nadie sabía exactamente en donde estaba, se especulaba, se sospechaba, habría que preguntar ¿cómo así aparecen ahora? Hay versiones extrañas de que se las encontró en un techo en Guayaquil, pero eso no es cierto, debe esclarecerse.

Si se comprueba la autenticidad ¿cuál debería ser el destino del sable y espada?

No estoy de acuerdo en que se hayan devuelto, no puedo sugerir qué hacer con ellas.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando