El Revolucionario

Portada > España > Botellón en España acaba en batalla campal nihilista

Botellón en España acaba en batalla campal nihilista

Lunes 7 de septiembre de 2009

En la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón (una de las ciudades con mayor renta per cápita de la nación española) ayer domingo se produjo una batalla campal de un buen grupo de jóvenes, muchos de ellos menores de edad, contra la policía. Los jóvenes destrozaron mobiliario urbano y tomaron por asalto una comisaría, resultando 20 agentes de la ley heridos. Fueron detenidos varios de los jóvenes agresores. La revuelta nihilista (sin fin alguno salvo expresar el odio y frustración de una juventud socialmente mimada sin ningún futuro sólido) se produjo tras un «botellón». El botellón es un fenómeno social en España, y se trata de reuniones callejeras en parques o en zonas urbanas de muchas ciudades y pueblos en las que varios jóvenes se reúnen simplemente para beber alcohol.

Sin duda, la ingesta de alcohol es la que provocó, al menos como mecha, la revuelta nihilista de ayer. Desde El Revolucionario recomendamos vivamente la prohibición total y radical del botellón bajo pena de multa e incluso cárcel. Ya que mientras la frustración social se exprese de esta manera será imposible la revolución.

Llama además la atención que haya sido en una de las localidades con más alto nivel de vida de España, Pozuelo de Alarcón. No en vano, en Pozuelo viven muchos políticos profesionales del PSOE y del PP, además de multitud de militantes de la ultraderecha nazifascista y de la izquierda indefinida proetarra (hijos de empresarios que juegan a ser antisistema). No se puede tolerar, en nombre de un mínimo racionalismo, que exista la institución del botellón.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando