El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Colombia y Paraguay aliados en pro de la seguridad

Lugo visita Bogotá

Colombia y Paraguay aliados en pro de la seguridad

El presidente de Paraguay se muestra contrario a las FARC y pretende combatir su influencia

Martes 30 de septiembre de 2008, por ER. Asunción

Pese al panfilismo de Fernando Lugo la policia paraguaya se formará en Colombia para combatir la ola de secuestros

JPG - 37.3 KB
Fernando Lugo «embajador de las FARC» en Paraguay
Cartel difamatorio de las Juventudes Coloradas en la pasada campaña electoral. Con el reciente viaje a Colombia el presidente paraguayo intenta acabar con cualquier sospecha de connivencia con las FARC

Los presidentes de Paraguay –Fernando Lugo—y de Colombia –Álvaro Uribe—han firmado éste lunes un convenio de cooperación de seguridad aprovechando la visita del nuevo mandatario paraguayo a tierras colombianas.

Especial interés ha tenido Fernando Lugo en pactar acuerdos que pongan fin a los secuestros que corren el peligro de aumentar en Paraguay. Tan sólo en la capital, Asunción, entre 2001 y 2006 hubo 28 secuestros acompañados de extorsión. En 2007 hubo 12 y en 2008 tan sólo dos. La práctica totalidad de los casos se encuentran impunes dada la falta de preparación técnica de la policía paraguaya. Para solucionar ésta situación, el acuerdo con Colombia incluirá el entrenamiento en Bogotá de agentes paraguayos así como la llegada a Asunción de especialistas colombianos.

Ambos mandatarios reiteraron la continuación del Plan de Acción en Materia de Seguridad suscrito en 2005 y prometieron combatir con mayor firmeza el tráfico de armas.

Fernando Lugo y las FARC

Preguntado en Bogotá por la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el ex-obispo se mostró indignado por la petición de Nicolas Sarkozy de liberar a Rodríguez Granda «canciller» de las FARC implicado en el secuestro y asesinato —pese a que fue pagado el rescate— de Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas.

Lo único que empañó la rueda de prensa es el habitual panfilismo ideológico de Fernando Lugo que está dispuesto a deleitar a sus oyentes con homilías siempre que puede. Afirmó, respecto a las FARC que «con firmeza hemos condenado todo tipo de violencia... violencia ideológica, estructurales, guerrilleras, de ejércitos irregulares, todo tipo de violencia no cabe en nuestra mentalidad». Puro panfilismo porque niega todo tipo de violencia justamente cuando su viaje consiste en preparar a los policías paraguayos precisamente para que sean violentos y no inactivos como hasta ahora. El problema no es la violencia, sino contra quién se ejerce y con qué fines se ejerce.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando