El Revolucionario

Portada > España > Financiación y separatismo vuelven a marcar la fiesta catalana

11 de Septiembre de 1714 – 11 de Septiembre de 2008

Financiación y separatismo vuelven a marcar la fiesta catalana

Celebración de la «Diada» en Cataluña (España)

Sábado 13 de septiembre de 2008, por ER. Madrid

Otra vez los neofeudalistas muestran sus fauces mientras el presidente Zapatero promete mejorar la financiación catalana al gusto de los separatistas

JPG - 24.4 KB
Energúmenos neofeudalistas
Quieren destruir la Nación española para así, desde sus microestados, servir como lacayos a algún Imperio.

Pese a que este año los actos del parque de la Ciudadella han estado menos concurridos que en anteriores ocasiones —según fuentes oficiales habrían asistido entre 5.000 y 8.000 personas menos— parece que otras dos tradiciones paralelas van a perpetuarse en la Diada —Dia «Nacional» de Cataluña según definición del Estatuto de Autonomía—. Uno es hablar de financiación y de la supuesta necesidad de la Comunidad Autónomica de contar con un modelo acorde a su «sensibilidad nacional» y a las «necesidades de una Cataluña moderna». En rigor se trata de la pretensión de volver a una asimetría fiscal entre las regiones españolas para que ésta rica región hispana tenga que compartir cada vez menos con el resto de ciudadanos españoles.

La otra son los altercados de las juventudes neofeudales que buscan regresar a presuntos tiempos pretéritos perdidos en los que una ficticia Cataluña por ellos inventada era independiente. Así interpretan el hecho de que el 11 de septiembre de 1714 las tropas borbónicas pusieran fin al sitio de Barcelona, ciudad fiel al archiduque Carlos de Austria, contrincante de Felipe V al trono de España, el archiduque a la sazón se había declarado Carlos III de España y había declarada capital de España, a Barcelona. Los Decretos de Nueva Plantan que siguieron y que pusieron las bases para que la Revolución liberal del siglo XIX minara el Antiguo Régimen son criticados mostrando a cada pazo su añoranza por todo lo que tenga que ver con lo medieval y fragmentario. Progresismo sui generis que consiste en progresar hacia el pasado; muy extendido entre la vanguardía del izquierdismo reaccionario enemigo de la Izquierda revolucionaria hispana.

El presidente José L. Rodríguez Zapatero volvió a regalar a los catalanes frases como que «Cataluña tendrá el mejor modelo de financiación de su Historia», mientras que el presidente autonómico y correligionario de partido de ZP, José Montilla pedía —con «moderación» y «talante», eso sí— que «la financiación catalana nunca se sitúe por debajo de la media española» siento esta posibilidad algo así como un pecado ominoso de esos que como aquellos que se cometían contra el Espíritu Santo, son imperdonables.

En ésta Diada parece que el odio anti-español y anti-hispano se estanca en una cómoda mediocridad pues los actos contra la Nación española, si bien se han producido, no han aumentado ni en cantidad ni en cualidad. Si se debe al cansancio de tanta estulticia neofeudalista o a un estado de incubación de un antiespañolismo mayor, es algo que el tiempo —y no hará falta mucho— nos lo aclarará.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando