El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Posible conjura para un golpe de Estado en Paraguay

El presidente Fernando Lugo lo mantuvo por radio y televisión

Posible conjura para un golpe de Estado en Paraguay

Oviedo y Duarte estarían detrás de la conjura golpista

Viernes 5 de septiembre de 2008, por ER. Asunción

Mediante una alocución por radio y televisión, el recién nombrado presidente de Paraguay, Fernando Lugo, denunció una conjura en contra de su gobierno ideada por un nutrido grupo opositor entre los que se encontrarían el colorado ético Lino César Oviedo, el protestante y ex-presidente Nicanor Duarte, el presidente del congreso, el ministro del Tribunal Electoral y el Fiscal General del Estado

JPG - 21.6 KB
Fernando Lugo comunicando la noticia
Duarte y Lino podrían estar detrás de la conjura anti-Lugo

El presidente de Paraguay se basa en los datos aportados por el general Díaz Cáceres, quien participó en el conciliábulo a invitación del presidente del congreso, Enrique González Quintana.

Los protagonistas tardaron muy poco en hacer los desmentidos pertinentes. Lino César Oviedo, que ya tiene sobrada experiencia en este negocio de preparar golpes de Estado, mantuvo que tal reunión no se llevó a cabo. Por su parte, el ex-presidente Duarte mantuvo que habían engañado a Lugo y que «No existen condiciones para pensar en un golpe de Estado. No hay un entorno ni político, económico, social ni militar que justifique la posiblidad de un golpe de Estado».

Por su parte, el vicepresidente paraguayo, Federico Franco, admite vivir en la estratosfera política, pues se ha enterado de la conspiración por la prensa. Al parecer, Lugo no le informó personalmente del comunicado ni de las conspiraciones golpistas.

Los grupos de extrema derecha ya han corrido la voz de que podría ser un autogolpe —como el pasado autoenvenenamiento de Nicanor Duarte— para iniciar una represión masiva de colorados. Esta es la prueba de que la estulticia parece ser contagiosa y que cuando la conspiranoia se extiende no hay quien la pare, empeñados en mantener que Fernando Lugo es un «marxista comunista». Nada más lejos de la realidad, pues el panfilismo que destila el bienintencionado ex-obispo y la doctrina política de Fernando Lugo es la más pura democristiana que pueda encontrarse en el territorio iberoamericano.

Por ahora todo parece envuelto en una oscura nebulosa de intereses donde la dialéctica de Estados no ha dejado de conjugarse. Hugo Chavez ya ha mantenido que «un ataque a la democracia paraguaya es un atentado contra Venezuela». Es sabido que la inteligencia venezolana está en Paraguay recabando información. La era del espionaje no ha pasado, pues la dialéctica entre los Estados y las clases continúa más viva que nunca pese a los sofismas expandidos diariamente por los fukuyamas, toninegris y demás sicofantes que siguiendo modas franco-alemanas quieren volvernos tan tontos como ellos. No lo conseguirán, porque los paraguayos en particular y los iberoamericanos en general sabemos que los Estados y las Naciones políticas siguen existiendo de modo efectivo. Por eso no es gratuito quién esté al mando de ellas ni los golpes que se organicen para dominarlas.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando