El Revolucionario

Portada > América > Honduras > Marionetas de la oligarquía hondureña

La huelga de hambre, emprendida por cuatro fiscales en los bajos del Congreso Nacional, cumple ya los treinta y ocho días de duración

Marionetas de la oligarquía hondureña

Las condiciones de salud de los cuatro profesionales del Derecho que comenzaron con esta protesta pacifica, esta empeorando

Miércoles 14 de mayo de 2008, por ER. Tegucigalpa

La huelga de hambre que se lleva a cabo en los bajos del Congreso Nacional comprueba la manipulación que existe por parte de los grupos de poder económico hacia los diputados, quienes sólo legislan a favor de los empresarios. Por tal motivo no desean que se revelen los nombres de los casos de corrupción que demanda el pueblo.

JPG - 14.4 KB
Honduras
Fiscales en lucha

La huelga de hambre emprendida por cuatro fiscales en los bajos del Congreso Nacional cumple 38 días.

Las condiciones de salud de los cuatro profesionales del derecho que comenzaron con esta protesta pacífica, está empeorando. Pese a que su vida corre peligro han decidido seguir con la huelga hasta que las autoridades del poder legislativo, cumplan a cabalidad con sus peticiones.

Las exigencias de los fiscales se resumen en la destitución directa del fiscal general del Ministerio Publico (MP), Leónidas Rosa Bautista y el adjunto Omar Cerna, quienes se han dedicado a fortalecer las riquezas de la burguesía hondureña a través de la manipulación de las leyes de Honduras.

Otra de las exigencias primordiales es la constitución de una junta interventora para realizar una auditoria social de los casos de corrupción que se encuentran engavetados desde hace varios años.

La esencia de esta lucha se basa en que la opinión publica pueda conocer los nombres de las personas que están involucradas en los casos de corrupción, y que las mismas sean enjuiciadas como se hace normalmente con los hondureños de escasos recursos económicos.

DESOBEDIENCIA CIVIL

Por tal motivo esta lucha ha unificado un nuevo movimiento que lo conforman distintas organizaciones populares de izquierda, la iglesia evangélica, grupos feministas, la red lésbica catracha, jesuitas, indígenas y jóvenes.

De este contundente apoyo se ha logrado constituir el Movimiento Amplio de la Justicia y la Dignidad contra la Corrupción, cuya fuerza ha logrado presionar para que los diputados trabajen en esta problemática. Por tal motivo, para intentar llegar aun acuerdo y calmar los ánimos de los manifestantes, la semana pasada los diputados del Congreso Nacional aprobaron una reforma al artículo 25 de la ley del Ministerio Publico.

Sin embargo esta aprobación no fue del agrado de los fiscales, quienes aseguran que la ley no afirma la destitución directa del fiscal general y el adjunto.

De igual forma este reciente decreto no especifica de qué manera se conformará la junta interventora para realizar la auditoría social en el Ministerio Público, para comenzar con el proceso de investigación de los expedientes corruptos que ligan a grandes personalidades de la burguesía hondureña.

A criterio del fiscal Víctor Fernández, quien participa en la huelga de hambre no se puede confiar en la aprobación de un decreto, ya que los diputados acostumbran a utilizar distintas artimañas para confundir a la opinión publica.

Por tal motivo Jari Dixon, quien es otro de los fiscales huelguistas, hizo un llamado a las organizaciones populares y al pueblo hondureño en general para que se declarasen en desobediencia civil, tal y como lo estipula el Artículo Tres de la Constitución de la Republica.

En las últimas protestas realizadas, los manifestantes no han dejado salir a los diputados de la edificación del Congreso Nacional. Esta medida se debió a la displicencia de los parlamentarios para responder a las exigencias de los fiscales en huelga de hambre, y al pueblo en general que demanda cárcel para los corruptos.

La aprobación de la reforma se decretó en tres debates, sin embargo ese día los diputados estuvieron más interesados en observar un partido de fútbol de la liga nacional, que resolver la problemática.

CENSURA BURGUESA

Por su parte los medios de comunicación tradicionales de Honduras, se han dedicado a llevar una información que sólo beneficia a los sectores de poder económico, quienes a su vez son los dueños de los grandes medios periodísticos del país.

Este acontecimiento produce que exista una mala información generada en su mayoría por el diario El Heraldo y La Tribuna.

El motivo de este hecho radica en la influencia que poseen los grupos oligárquicos de la nación sobre la prensa nacional y los poderes del estado.

No obstante, analistas avizoran que la movilización popular desarrollada en los últimos días pueda dar como resultado los cambios revolucionarios que se han fortalecido en los países de América del sur.

El acercamiento hacia este proceso de cambio estructural depende de la fuerza con que procedan los sectores populares del país, en la reciente unificación realizada en el nuevo movimiento popular establecido.

Para esta semana, se tiene planificado una serie de manifestaciones populares, que tienen como propósito revelar los nombres y enjuiciar a parte de la burguesía hondureña que se ha adueñado de las riquezas de esta nación centroamericana.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando