El Revolucionario

Portada > Rusia > Rusia celebra el Día de la Victoria con una nueva configuración del (...)

63º aniversario de la victoria sobre la Alemania Nazi

Rusia celebra el Día de la Victoria con una nueva configuración del poder

Primera celebración con Medvedev como presidente

Lunes 12 de mayo de 2008, por ER. San Petersburgo

Dimitri Medvedev fue investido presidente el día 7 de mayo en una ceremonia propia de la mejor tradición imperial rusa. Su primera decisión fue la de proponer a su predecesor como jefe del gobierno.

Medvedev y Putin El Kremlin lo quería todo preparado para presentar el nuevo poder bicéfalo en el espectacular desfile del nueve de mayo. Por eso, la Duma Estatal aprobó en un tiempo record la designación del nuevo primer ministro. Todos los grupos de la cámara, salvo el Partido Comunista, dieron su apoyo a Putin

Desde el punto de vista de la Constitución de 1993 nada ha cambiado. Recuérdese que el modelo ruso es una suerte de superpresidencialismo, híbrido de los sistemas políticos francés y americano. En Rusia el jefe del Estado concentra todo el poder ejecutivo, aunque es asistido en sus labores por un presidente del gobierno. El primer ministro es responsable solo ante el presidente, que lo propone y destituye a su antojo. La Duma Estatal podría oponerse al nombramiento hasta en tres ocasiones, pero en tal caso, el jefe del Estado puede disolver las cámaras y llamar a nuevas elecciones parlamentarias.

¿Será entonces Putin un simple pelele en manos de Medvedev? Es poco probable. Téngase en cuenta que desde el quince de abril Putin es también jefe de Rusia Unida, el partido con mayoría absoluta en la Duma y en el que se sustenta el liderazgo de Medvedev. Es la primera vez en la historia reciente del país que el primer ministro lidera el partido mayoritario en el parlamento. A esto hay que sumar, que Putin aumentó antes de abandonar el cargo las funciones de primer ministro. Los gobernadores regionales tendrán que despachar con él, y no con Medvedev. No se trata de un detalle sin importancia, porque estos gobernadores son la correa de transmisión y de control del centro sobre la inmensa periferia. El nuevo presidente también sabe que su imagen pública está íntimamente ligada a la de Putin. Enfrentarse con él podría acarrearle muchos problemas.

Aunque nada está escrito y nada puede descartarse. La afirmación de Lenin de que «la historia conoce todo tipo de transformaciones» es más que acertada en el caso de Rusia. Stalin se volvió contra Lenin. Jruschov denunció a Stalin y Yeltsin despreció a Gorvachov. ¿Cómo acabarán Medvedev y Putin?


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando