El Revolucionario

Portada > Mundo > Norte de África > Escena lésbica desafía al Islam en Egipto

El director del filme, harto de que le critiquen sin ver sus obras

Escena lésbica desafía al Islam en Egipto

Dos actrices egipcias amenazadas por protagonizar una película homosexual

Domingo 13 de enero de 2008, por ER. Argel

El profesor de estudios islámicos de la Universidad del Cairo, Dr. Abdel-Sabour Shahin acusó a la película «Heena Maysara» de promover la homosexualidad y el libertinaje. También solicitó que procesen al director de la película y a las dos actrices, Ghada Abdel-Razeq y Sumaya Al-Khashab, que protagonizan la escena sexual lésbica

Heena Maysara (Hasta que las Cosas Mejoren) analiza temas como la prostitución, la homosexualidad, la pobreza, las drogas y la tortura policial en un pueblo cercano a la capital, El Cairo.

En la escena de la controversia, Abdel-Razeq, que interpreta a una lesbiana, intenta seducir a Khashab, que encarna a una prostituta llamada Nahed y es seducida y besada por la primera.

El ulema Shahin denunció a la película como parte de una «conspiración sionista y norteamericana» para destruir la moral de la sociedad egipcia. Sus estudiantes de la Universidad de Al-Azhar también apoyaron el pedido de Shahin para encarcelar al realizador y las protagonistas del film. Lo que en una sociedad cristiana sería a lo sumo un problema moral, en un país islámico como Egipto constituye una cuestión penal.

Controversia islamita

Otro ulema, Youssef Al-Badri, ha declarado que la escena de lesbianismo de la película Heena Maysara demuestra que el cine egipcio está moralmente corrompido. Por ello, solicitó la censura sobre todas las artes y los medios, ya que mucha gente en Egipto «ni siquiera sabe lo que significa la palabra lesbianismo», una influencia de la inmoral cultura occidental, según el profesor de leyes islámicas de Al-Azhar, Elwi Amin. Para él, el lesbianismo no existe en Egipto y jamás existirá.

JPG - 11.6 KB
Escena lésbica
Ghada Abdel-Razeq y Sumaya Al-Khashab, muy enamoradas

La estrella femenina de la película, Sumaya Al-Khashab, asegura que no vio nada malo respecto a la escena, la cual le pareció realista y necesaria. «Cualquier persona que vea la película se dará cuenta que la escena es muy importante para la trama y no fue incluida con el objetivo de escandalizar», aclaró la actriz.

Khashab también recordó que esta no fue la primera vez que una escena homosexual es representada en la cinematografía egipcia, citando al filme Emaret Yacoubian, en el que aparecían dos hombres en actitud homosexual, algo muy comprometido en el Islam.

Por su parte, el director del filme, Khaled Youssef, declaró sentirse ofendido por el nivel de críticas dirigidas hacia su película y le pidió al público que la viera antes de emitir una opinión. «Mucha gente me acusa de sacrílego y de inmoral solamente por lo que ve en el poster promocional del filme», afirmó.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando