El Revolucionario

Portada > América > México > Porfirio Muñoz Ledo al FAP

Postulado por el partido Convergencia y por el Partido del Trabajo, antes que por el PRD, próximo a renovar su propia dirigencia

Porfirio Muñoz Ledo al FAP

Organizado tras el fraude de 2006 como modulación orgánica de la Coalición por el Bien de Todos, el FAP es el flanco político-electoral de la Convención Nacional Democrática; el núcleo político es el Gobierno Legítimo

Jueves 10 de enero de 2008, por ER. México

Manuel Camacho Solís, miembro del “soviet supremo” del FAP, no pudo llegar a la dirigencia máxima

JPG - 5.5 KB
Porfirio Muñoz Ledo (de saco azul) al frente del FAP: se trata de un hombre que sabe que la política es la trama de la historia

El día de ayer, Porfirio Muñoz Ledo, uno de los políticos de mayor experiencia con los que cuenta México y un genuino estratega florentino de aguda perspicacia política, fue designado como nuevo Coordinador General del Frente Amplio Progresista (conformado por el Partido de la Revolución Democrática, el Partido del Trabajo y el Partido Convergencia), figura bajo la cual la Coalición Por el Bien de Todos que encabezó López Obrador como candidato a la presidencia de la República hubo de transformarse como frente político electoral de la Convención Nacional Democrática.

El antecesor de Muñoz Ledo es Jesús Ortega, líder de una fuerte corriente interna que en el PRD fungió y funge como antagonista de la corriente de López Obrador. Ortega aspira a dirigir al PRD; su contrincante mejor posicionado es Alejandro Encinas, ex Secretario de Gobierno en el gobierno de AMLO y Jefe de Gobierno del DF durante el año en que aquél estuvo en campaña por la presidencia de México.

Tras una encerrona de casi tres horas en un hotel del centro histórico de la capital, López Obrador, quien estuvo en todo momento flanqueado por Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del DF y fundamental aliado político del tabasqueño –el Gobierno de la Ciudad de México es el fulcro político de la Convención Nacional Democrática-, inclinó la balanza política en favor de Porfirio Muñoz Ledo, fundador en 1988 del mismísimo Partido de la Revolución Democrática y hombre clave de la clase política nacional, dada su pericia intelectual, ideológica, política e internacional. El otro aspirante a la coordinación general era Manuel Camacho Solís.

Con este enroque político, se perfila un escenario de enorme interés de cara a la renovación de la dirigencia del propio PRD (entre Jesús Ortega y Alejandro Encinas) y de cara a las elecciones nacionales de 2009 y de 2012. Tanto Muñoz Ledo como Encinas (quien tiene fuertes posibilidades de alcanzar la victoria en marzo próximo), son hombres afines política y estratégicamente a López Obrador, al Gobierno Legítimo y a la plataforma histórica de la Convención Nacional Democrática.

En declaraciones inmediatas, Muñoz Ledo garantizó la unidad política del Frente y aclaró que el liderazgo de López Obrador seguirá siendo decisivo y definitorio.

ER. México saluda con interés y con agrado la designación de uno de los hombres políticos más agudos con que cuenta la clase política mexicana como nuevo dirigente del Frente Amplio Progresista. Se trata de un “político intelectual”, en el sentido de Gramsci, es decir, de un hombre que sabe que la política es la trama de la historia.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando