El Revolucionario

Portada > Mundo > Pacífico > Al menos 24 personas mueren en Filipinas por un incendio

En una tienda de productos pirotécnicos el día de Navidad

Al menos 24 personas mueren en Filipinas por un incendio

Se busca al dueño del establecimiento

Martes 26 de diciembre de 2006, por ER. Manila

Muchos de los clientes y vendedores del centro comercial no pudieron salir tras el fuego, lo que provocó un gran caos, según indicó el director de Policía Manuel Cabillo.

Al menos 24 personas murieron el día de Navidad en un incendio en un histórico centro comercial en Leyte, según informó hoy la Policía. Además otras cinco personas resultaron heridas y dos de ellas se encontraban en estado crítico.

Al parecer el incendio fue causado por material pirotécnico que arrasó la tienda en la ciudad de Ormoc, situada a 550 kilómetros al sureste de Manila.

Los cadáveres calcinados de 23 personas fueron encontradas en un baño, en el cual intentaron refugiarse de las llamas, dijo el superintendente de la policía Eliseo de la Paz. Entre los muertos hay clientes, vendedores y empleados de la tienda, que no lograron escapar de las llamas.

Otra persona falleció a consecuencia de sus heridas durante la noche y 15 más recibieron tratamiento en dos hospitales de Ormoc. Dos de ellas se encuentran en estado crítico, dijo Cobillo.

De la Paz indicó que el incendio fue causado por petardos y fuegos pirotécnicos que estallaron cerca de la entrada del centro Comercial Unitop.

Una cadena de televisión local dijo que la tienda no tenía permiso para vender petardos y Cobillo indicó que las salidas de emergencia estaban cerradas. En estos momentos, la policía busca al dueño del establecimiento.

Muchas tiendas y centros comerciales de esta nación de mayoría católica estaban abiertas en la Navidad, dándole a las familias la oportunidad de realizar compras de última hora y entretenerse con las ofertas de la plétora mercantil.

Como en muchos países hispanizados, en Filipinas los petardos y demás materiales pirotécnicos son utilizados supersticiosamente la Noche Buena para «espantar los malos espíritus» en la víspera a la Navidad en lo que, sin duda, son restos de elementos de religiosidad secundaria ligados a la celebración central del cristianismo.

Los accidentes provocados por la acumulación de este material son frecuentes. Así en República Dominicana, el mismo día 25 siete personas perdieron la vida durante la celebración de la Navidad, incluido un chico de 14 años que sufrió graves quemaduras en el incendio de una caseta de venta de fuegos artificiales. En Xochimilco (México), una explosión y posterior incendio que se registraron el domingo 24 en un mercado donde se vendían fuegos artificiales provocó heridas de gravedad en al menos dos ancianas y redujo a cenizas parte de los puestos de venta.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando