El Revolucionario

Portada > China > Militante del Partido Comunista Chino expulsada por organizar una reunión (...)

Geng Sude asegura que apelará a las autoridades provinciales

Militante del Partido Comunista Chino expulsada por organizar una reunión evangélica en una Escuela de Formación del Partido.

La expulsada era vicedirectora de la Escuela de Formación de cuadros del Partido Comunista en Baoding.

Lunes 5 de marzo de 2007, por ER. Shangai

Geng Sude, vicedirectora de la Escuela de Formación de cuadros del Partido Comunista Chino en la ciudad de Baobing, perteneciente a la provincia de Hebei, habría visto recientemente suspendida su militancia por la organización, en las instalaciones de la Escuela que dirigía, una sesión evangélica de lectura de la Biblia

Tal reunión habría tenido lugar, según informaciones recibidas por El Revolucionario, el día 1 de enero y a ella, habrían al parecer asistido en torno a cincuenta sectarios reformados ( es decir, herejes) con el objetivo de dedicar una tarde a las tareas practicar el «libre examen» luterano de los textos revelados, logrando así asegurarse en este mundo la certitudo salutis que Dios reserva a sus elegidos, que son pocos pues no hay que olvidar que, como decía Lutero, fraile agustino medieval cuyo fanatismo iluminado parece que encuentra seguidores incluso en la China post-revolucionaria de nuestros días( excusamos aclarar en beneficio de qué plataformas imperiales del presente), «no por todos los hombres bebió Cristo el cáliz de la amargura, sólo por sus elegidos».

Y en efecto, entregados estaban tales cristianos reformados del Imperio del Centro a la lectura de la Sola Scriptura, cuando de pronto, como es bien comprensible, entró la policía en las instalaciones para detener semejante acto ilegal pues aun cuando la Constitución de la China Popular reconoce en efecto la «libertad de religión», no llega a tanto la tolerancia de la sexta generación de la izquierda definida como para permitir que este tipo de actividades de distribución del opio popular tengan lugar... ¡en una Escuela de Formación de una organización política que se declara «marxista-leninista»!

Sin embargo, Geng Sude, ha tenido a bien presentarse como una suerte de «víctima» de la intransigencia religiosa de las autoridades del Partido en la ciudad de Baobing y, no contenta con declarar que «no rompí la ley, no dije nada en contra del gobierno ni en contra de China», adelantó su propósito de apelar la decisión al comité provincial del Partido Comunista de Hebei. Con esto, nos preguntamos, ¿ realmente esperaba esta moderna y heroica Catarina de Bora china ( sólo que la barragana de Lutero salió exclaustrada de un convento de monjas y no de un comité local de un partido comunista) que los responsables del Partido Comunista de la República Popular China pusieran, a la postre, a su entera disposición las dependencias oficiales en la ciudad de Baobing a fin de permitirle con mayor comodidad proseguir su tarea de expansión del «veneno religioso»?

Y en todo caso, ¿ no deben tratar las autoridades de la República Popular, por el bien de la propia eutaxia de China, de frenar por todos los medios disponibles la expansión de este tipo de cultos sectarios que evidentemente sirven a terceras potencias imperiales?. Precisamente en un impoluto inglés de Massachusetts relataba Yung Wing en su libro de 1909 titulado My Life in China and America su «periplo vital» como joven chino captado por las organizaciones puritanas protestantes que operaban a mediados del siglo XIX en la China manchú, enviado a Nueva Inglaterra, y devuelto a china para sacar adelante la muy noble misión de «pescar hombres» a mayor gloria de los Estados Unidos dado que, ¿ para qué exportar «Jorgitos Borrows» cuando es posible contar con colaboradores o tontos útiles nativos capaces incluso de ejercer de traductores de la Biblia, &c, &c?. El Revolucionario considera que ha obrado muy sabiamente el Partido Comunista a la hora de dar de baja a este caballo de Troya, la gran pregunta evidentemente es cómo semejante tipa pudo siquiera entrar a militar en el PCCh


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando