El Revolucionario

Portada > América > Chile > Fronteras inestables entre Chile, Perú y Bolivia

El tratado de Lima de 1929, firmado bajo arbitraje de los Estados Unidos, no parece contentar a ninguna de las partes

Fronteras inestables entre Chile, Perú y Bolivia

Los gobiernos peruano y boliviano no aceptan de buen grado las definiciones fronterizas que pretende fijar su vecino suramericano.

Martes 20 de febrero de 2007, por ER. Valparaíso

A raíz de la redefinición del territorio chileno, con la creación de la XV Región, parecen reavivarse las ascuas de la derrota militar de peruanos y bolivianos en la Guerra del Salitre.

Tal como relatamos en una crónica anterior, las heridas abiertas tras la Guerra del Pacífico (o del Salitre), en la que Chile ganó territorios a Perú y Bolivia, aún no se han cerrado, pues a las importantes pérdidas territoriales (que dejaron a Bolivia sin salida al mar) hay que sumar destacadas riquezas.

La creación de la XV Región de Arica-Parinacota por parte del parlamento Chileno ha desatado las susceptibilidades de sus vecinos, reabriendo el latente problema de los límites territoriales y marítimos entre los tres países suramericanos.

El proyecto chileno incluía un artículo, finalmente reformado, que establecía el límite de la nueva región Arica y Parinacota a través de la línea que lleva del Hito número 1 al mar, pero siguiendo el paralelo. Eso implicaba que entre 19 mil y 35 mil metros cuadrados de tierra del Perú serían incluidos dentro de la nueva región chilena. Para el Gobierno de Lima el nuevo límite no seguía el trazo de la Línea de la Concordia que fija la frontera entre ambos países hasta la orilla del mar, según el Tratado de 1929, pudiendo afectar también a la delimitación de la soberanía sobre aguas oceánicas.

El líder del Partido Nacionalista Peruano y ex candidato presidencial, Ollanta Humala, aprovechó la disputa sobre los límites marítimos para meter en el ajo a Bolivia declarando que el gobierno de La Paz debe pedir un acceso soberano al Pacífico por los territorios que perdió ante Chile en la guerra de 1879. Humala aseguró este domingo que «si Bolivia quiere una salida soberana me imagino que va a pedirla por los territorios que perdió, eso sería lo legítimo». Sin embargo, dejó claro que una salida al océano por territorios que pertenecieron a Perú antes de la Guerra no implicarían la soberanía sobre los mismos: «Si Bolivia quiere una salida sin soberanía, probablemente sea en la zona norte (de Chile) y allí recién el Perú debe pronunciarse».

En opinión de Humala la administración del presidente peruano Alan García no está cumpliendo con su obligación de defender la soberanía de su país, por lo que su grupo político está evaluando la posibilidad de presentar una denuncia contra el jefe del Estado por infracción constitucional: «El Gobierno está tomando muy a la ligera el tema de la soberanía nacional, llegando a una situación en la cual puede comprometer la estabilidad del Gobierno, porque no cumple con el mandato constitucional de defender los intereses nacionales y la soberanía nacional».

Según el dirigente indigenista, el Estado peruano se encuentra en desventaja con Chile a la hora de defender su posición sobre los límites marítimos y terrestres, debido a los problemas que afectan a las Fuerzas Armadas peruanas y a la importante inferioridad armamentística existente entre ambos países, factor que ya fue determinante en la Guerra del Salitre. En este sentido considera necesario incrementar el presupuesto militar y reactivar las empresas vinculadas al sector castrense como el Servicio Industrial de la Marina (SIMA), Industrias Militares (INDUMIL) y la Fábrica de Municiones del Ejército (FAME).

Por otra parte, y pese a que tanto el Gobierno de Chile como el de Perú parecían dar por zanjado el tema referente a la delimitación terrestre –después de una rectificación del Tribunal Constitucional chileno-, lo cierto es que desde la Cancillería peruana han insistido que el tema de la delimitación marítima aún está pendiente. En ese sentido, Humala sostuvo que al trasladar la discusión sobre los límites marítimos al ámbito terrestre, el gobierno de Chile no se atiene a lo establecido en el Tratado de 1929. Según el dirigente indigenista, si el gobierno de La Moneda continúa con esa posición, Perú también podría reclamar la recuperación de los territorios que perdió en la Guerra del Pacífico: «Sin ser alarmista, creo que hay un riesgo (para el Perú) y esperemos que no pasen dos veces las mismas cosas».

El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, afirmó que en Chile confunden los temas limítrofes porque hablan de las fronteras terrestre y marítima como si fueran la misma cosa, cuando no es así: «No es lo mismo. El límite terrestre está delimitado de acuerdo con el Tratado de 1929 y las actas de ejecución. El límite marítimo no está delimitado, porque ellos no pueden pretender que los acuerdos de pesquería (firmados en los años 50 del pasado siglo) puedan ser definidos como acuerdos de límites, y ese es el tema pendiente en la relación». A lo que añadió que el Gobierno peruano está defendiendo con firmeza y seriedad el patrimonio del país y, en cuanto al tema de la delimitación marítima, «estamos haciendo nuestras propias evaluaciones. Nosotros no aceptamos sin criterio crítico o sin estudiar lo que se pueda haber avanzado anteriormente. Se tomará la decisión en momentos en que nosotros, como Gobierno, decidamos hacerlo». García Belaunde sostuvo que «hay una intención de torcer el sentido correcto de las cosas» cuando se habla de «sensibilidades peruanas» por la protesta de nuestro país ante la intención de Chile de adjudicarse parte de territorio peruano con ocasión de precisar los límites de la provincia Arica-Parinacota. Agregó que aquí no se trata de cuán sensible sea el Perú sino de que había una norma que violaba el Tratado de 1929 y que pretendía convertirse en una ley constitucional chilena.

Desde Chile, el ministro Secretario General de Gobierno, Carlos Maldonado, aseguró el miércoles pasado que «las relaciones con Perú pasan por un buen momento», pese a que en la víspera, el propio Presidente peruano, Alan García, no descartara recurrir a algún tipo de mediación, como la Corte Internacional de La Haya, para que esta resuelva la delimitación marítima entre ambos países. Maldonado aseguró que «para Chile, los límites marítimos están fijados desde hace muchos años por instrumentos internacionales plenamente vigentes».

Desde El Revolucionario esperamos que las actuales divergencias, con orígenes en los límites heredados de los virreinatos españoles, se reconduzcan adecuadamente hacia la coordinación de los intereses de los estados hispanoamericanos, llevando la contraria a terceras potencias que intentan mantenerlos débiles y controlados.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando