El Revolucionario

Portada > China > Se reanudaron las conversaciones a seis en Pekín.

El negociador norcoreano asegura que el régimen comunista estaría dispuesto a adoptar las «primeras medidas» de desnuclearización

Se reanudaron las conversaciones a seis en Pekín.

«Ha sido un gran encuentro» ratificó el norteamericano Christopher Hill

Sábado 10 de febrero de 2007, por ER. Shangai

Después de un larguísimo parón propiciado por desencuentros entre los negociadores de Pyonyang y Washington ( congelación de fondos del banco Delta Asia de Macao, prueba del misil en Corea del Norte, etc, etc) las conversaciones a seis bandas se reiniciaron ayer día 8 de febrero tal y como anunciaba a sus lectores El Revolucionario la semana pasada.

Y parece que todo ha ido bien hasta el momento. Esta es al menos, la impresión que podemos extraer nosotros tanto de las declaraciones de la Secretaria de Estado Norteamericana Condolezza Rice quien desde el Senado güasintoniano hablaba de «prudente optimismo» como del reconocimiento por parte del negociador principal del régimen comunista asiático, Kim Key Gwan tras la cita negociadora, según la cual y «siempre que Estados Unidos abandone su política hostil contra nosotros y avance hacia la coexistencia pacífica», el régimen de Kim Yong Ill, estaría en efecto dispuesto « para tomar las primeras medidas» hacia la paralización de la actividad del reactor nuclear de Yongbion , a cambio , eso sí, de 500.000 toneladas de combustible y otras contrapartidas energéticas. Se presupone además que este aflojamiento de la actitud numantina de los norcoreanos se debe, en buena medida, a las reuniones directas ( «a dos») mantenidas entre los negociadores de este país y el norteamericano Christopher Hill en Berlín y en Pekín. En tales tenidas, los Estados Unidos de Norteamérica habrían llegado, según informaciones publicadas en el diario nipón Asahi Shimbun a considerar el desbloqueo de los fondos depositados en el Banco Delta Asia de Macao.

Este «optimismo ambiental» habría quedado enteramente ratificado por el entusiasmo de C. Hill al término de las sesión a la que calificó como «gran encuentro». El representante surcoreano, Chun Yung Woo por su parte, adelantó a los medios de prensa enviados a Pekín, entre ellos El Revolucionario, que la República Popular China redactaría en los próximos días un memorandum en el que se habrían de detallar las medidas a adoptar por parte de cada una de las seis potencias, cara a la implementación definitiva de la declaración del 19 de septiembre de 2005. Es preciso recordar que tal acuerdo instaba a las autoridades de Corea del Norte a paralizar la producción de armas nucleares a cambio de diversos incentivos económicos, sobre todo en el terreno de la energía.

En este contexto, resulta particularmente destacable la «prudencia» que frente a tanto entusiasmo mostró el negociador japonés, Kenichiro Saase: «Pyongyang ha explicado su postura para desnuclearizar la península, pero todavía no hay ninguna conclusión porque lo primero que debería hacer es detener la actividad de las instalaciones de Yongbyon y permitir la supervisión de los inspectores de la AIEA» afirmó el delegado nipón a sabiendas , suponemos, de que «más vale prevenir que lamentar».

En todo caso, la propia reanudación de la cita ha tendido a ser considerada por todo el mundo- puesto que nadie está demasiado interesado a que la sangre termine por llegar al río- como un auténtico «éxito de la diplomacia»... de la diplomacia China, añadiremos por nuestra parte.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando