El Revolucionario

Portada > Mundo > Oriente Medio > Irán impide a la AIEA vigilar su centro nuclear de enriquecimiento de (...)

Se confirman las sospechas

Irán impide a la AIEA vigilar su centro nuclear de enriquecimiento de uranio

Mahmud Ahmadinejad dice que Irán se convirtió en una «potencia» nuclear

Viernes 2 de febrero de 2007, por ER. Teherán

Los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), organismo de control dependiente de Naciones Unidas, están actualmente en las instalaciones nucleares de Natanz, en el centro de Irán, donde se está construyendo una planta subterránea

Los iraníes no autorizan a la AIEA a instalar cámaras dentro de las salas subterráneas de las centrifugadoras en Natanz e imponen trabas y retrasos en la labor de sus inspectores, según declaraciones de diplomáticos que siguen de cerca el trabajo de inspección de la Agencia. Se confirma así que algo tiene que ocultar el régimen de los ayatolás y que por lo tanto las sospechas sobre el programa nuclear iraní son fundadas. En buena lógica, las sanciones de la ONU instadas por Estados Unidos son comprensibles desde el punto del vista del actual orden internacional, para el que Irán constituye una amenaza.

JPG - 25.4 KB
Inspección completa
Mahmud Ahmadinejad realiza aquello que prohíbe a los inspectores de la AIEA

No olvidemos que las centrifugadoras producen uranio enriquecido que puede servir de combustible para los reactores nucleares civiles, pero también para ser utilizado en fines militares y fabricar bombas atómicas. Los iraníes anunciaron oficialmente que instalarían en la planta subterránea de Natanz varias cascadas o series de centrifugadoras para enriquecer uranio.

En una instalación iraní situada en la superficie funcionan ya dos cascadas de 164 centrifugadoras cada una, que en este caso sí están vigiladas por la AIEA con cámaras y visitas de inspectores. En virtud del Tratado de no Proliferación nuclear, al que Irán está adherido, la AIEA está autorizada para vigilar las instalaciones subterráneas de los países firmantes. Sin embargo, con este hecho de censura se demuestra que Irán sólo está dispuesto a seguir las recomendaciones de la Agencia Internacional de la Energía Atómica cuando ésta es favorable a sus intereses.

Una potencia nuclear

El presidente Mahmud Ahmadinejad dijo ayer que Irán se convirtió «en una potencia» nuclear y advirtió que las sanciones internacionales no tendrán «ningún efecto» en el país, mientras su par y colaborador atómico, el ruso Vladimir Putin, le exhortó a eliminar «toda sospecha» en torno al plan nuclear de Irán.

«La república islámica de Irán se convirtió en una potencia global y aumentó en poco tiempo su influencia. Las potencias tiránicas temen a este país porque saben que no pueden causarle ningún daño desde el exterior», sostuvo Ahmadinejad, probando así que Irán ha dado un pasó más en los objetivos del Islam para conquistar el mundo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando