El Revolucionario

Portada > Cuestiones soviéticas > Islam

Diccionario Soviético de Filosofía

Islam

Editorial Progreso, Moscú, 1980/1984

Sábado 8 de marzo de 2014, por Cuestiones Soviéticas

La experiencia histórica muestra la certeza de la política del PCUS en el problema nacional, la cual halló su reflejo en las transformaciones socialistas realizadas en aquellas repúblicas de la URSS, en las que antes era tradicionalmente fuerte la influencia del Islam.

Islam, o mahometismo (árabe, islam: obediencia): una de las denominadas religiones mundiales, difundida principalmente en los países del Oriente Cercano y Medio, en África del Norte y Asia Sudoriental; en la URSS, entre los creyentes de las repúblicas centroasiáticas, del Cáucaso del Norte, y de las RSSA de Tartaria y de Bashkiria. El Islam surgió en Arabia Occidental en el siglo 7, en el período de transición de los pueblos árabes del régimen de la comunidad primitiva a la sociedad dividida en clases y la unificación de estos pueblos en el Califato Árabe, Estado feudal teocrático. El Islam fue el reflejo ideológico de dichos procesos.

La religión del Islam, expuesta en el libro “sagrado” de los musulmanes, el Corán, se formó a partir de los elementos de las religiones primitivas, así como del judaísmo, el cristianismo y el zoroastrismo. Se basa en la fe en un Dios único (alá), artífice de los cielos y la Tierra, de cuya voluntad dependen todos los acontecimientos en el mundo circundante y los destinos de las personas. Infundiendo en sus adeptos la idea de que el hombre es impotente ante Alá, el Islam los llama a la obediencia y sumisión no sólo ante el altísimo, sino también ante sus emisarios en la Tierra.

El sistema de obligaciones religiosas que se prescribe a los creyentes, tiene el objetivo de vincular al Islam toda su vida, intenciones y conducta. La compensación por el cumplimiento indeclinable de las prescripciones religiosas es la promesa de la felicidad paradisiaca después de la muerte. Al mismo tiempo, los desobedientes son intimidados con futuros sufrimientos en el infierno. Los creyentes deben orar diariamente, guardar ayuno, pagar impuestos y realizar peregrinación a los santuarios musulmanes.

Las dos principales orientaciones del Islam –el sunismo y el chiismo-, se diferencian principalmente por la interpretación distinta de una serie de dogmas musulmanes, lo cual a menudo ha conducido a agudos conflictos entre ellas y ha sido utilizado por círculos interesados para atizar la discordia nacional.

El Islam siempre desempeñó importante papel en la vida de los países del Oriente en que se extendió. Este papel creció en la época contemporánea de ascenso de la lucha de liberación nacional de los trabajadores, en el curso de la cual los líderes musulmanes tratan de utilizar el Islam como ideología de los movimientos liberadores. En particular, se promueve la idea del “socialismo islámico”, que intenta trazar una “vía especial” hacia el socialismo sobre la base de su unión con la religión musulmana. Al mismo tiempo, los ideólogos más reaccionarios del Islam predican la actitud hostil hacia el comunismo y proclaman que los musulmanes no pueden admitir el régimen socialista. Este carácter contradictorio se debe a la heterogeneidad de clase y, por consiguiente, a la diversidad de intereses clasistas de los adeptos del Islam, los cuales se apoyan en el mismo sistema de dogmas. Precisamente por eso, al aclarar el papel del Islam, es importante analizar concretamente las opiniones de los amplios sectores de musulmanes, así como de sus líderes, que interpretan de distinta manera la doctrina religiosa en consonancia con sus posiciones de clase.

JPG - 448.5 KB
Invasión soviética a Afganistán
1978-1992

La experiencia histórica muestra la certeza de la política del PCUS en el problema nacional, la cual halló su reflejo en las transformaciones socialistas realizadas en aquellas repúblicas de la URSS, en las que antes era tradicionalmente fuerte la influencia del Islam. La incorporación de los trabajadores musulmanes al proceso de edificación del socialismo contribuye a la elevación de su autoconciencia de clase y a su liberación de las supervivencias religiosas, esclareciendo las verdaderas vías de transformación de la sociedad.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando