El Revolucionario

Portada > América > México > Crisis de Bolívar

Entre el golpe de Estado y el islam

Crisis de Bolívar

La oficialidad celebra la Revolución islámica de Irán mientras se hace circular información de posible conspiración desde México

Viernes 14 de febrero de 2014, por ER. México

Tras la muerte del comandante Hugo Chávez el año pasado, la estrategia de desestabilización del régimen bolivariano tiene sin duda otros alcances. Pues una cosa es el chavismo con Chávez, y otra el chavismo sin él y con Maduro como timonel.

Una vez más aparecen por las televisiones burguesas internacionales, estando CNN en primera fila con su repulsiva mezcla de conductores y corresponsales apostados en Miami -centro de congregación de la estúpida farándula hispana, desde los españoles Iglesias hasta la mexicana Thalía o Shakira la colombiana, que cumple su sueño americano, o de los exilios de todas las revoluciones del continente- hablando un pésimo español, las noticias de manifestaciones y de muertos en Venezuela -al parecer van hasta ahora 3 de ellos- a resultas de la "organización" civil dispuesta en contra de las medidas del presidente Nicolás Maduro y en contra también, en definitiva, de la Revolución bolivariana.

Todo esto nos hace recordar el brevísimo golpe de estado de 2002, encabezado por Pedro Carmona, Fedecámaras, sectores de las Fuerzas Armadas y la oposición venezolana, con muy seguro respaldo tanto de inteligencia como operativo por parte de los servicios secretos norteamericanos.

En esa ocasión, la televisión burguesa tanto venezolana como internacional, y CNN otra vez a la cabeza, jugó un papel determinante aunque a la postre no decisivo por fallido en la configuración de una matriz de opinión dispuesta como marco de referencia general de condena y desprestigio del proceso revolucionario recién llegado al poder por el entonces comandante Hugo Chávez.

Y para la actual crisis de este arranque de 2014, una crisis que en realidad no es más que un episodio más de la estrategia de largo alcance para derribar a la Revolución -largo alcance que hace imposible hacer balances objetivos de los resultados de la misma, toda vez que, como con toda revolución sucede, lo que se ha activado desde sus arranques fue una guerra civil desplegada en distintas fases de intensidad y duración: sabotajes económicos, desabastecimiento deliberado, sabotaje petrolero, movilización social, infiltración de la universidad-, se está haciendo circular la información de que fue en México donde se pergeñó al parecer el plan de desestabilización de este año.

En efecto, fue al parecer, según las fuentes consultadas, en México durante 2010 donde pudieron haber tenido lugar las operaciones de entrenamiento y preparación de un nuevo intento de "insurgencia de la sociedad civil", sobre todo desde el frente juvenil-universitario, para el derrocamiento del régimen chavista, que ahora tiene que intentar mantenerse en el poder sin él y bajo el comando de Maduro.

Mientras esta estrategia se pone en marcha -y habrá que estar atentos al curso de la misma para la ponderación final en función de sus resultados- la oficialidad bolivariana ha dado muestras recientemente de su definitiva corrupción ideológica y de la incapacidad y adolescencia de sus ideólogos y dirigentes, que, instalados en una posición maniquea y pueril anti-norteamericana, refrendan su alianza geo-política e ideológica con uno de los procesos y regímenes más catastróficos de las últimas décadas a nivel planetario: la Revolución islámica de Irán.

En efecto, el pasado 11 de febrero, en mensaje publicitado por el Ministerio de Exteriores de Venezuela, el gobierno bolivariano celebraba con bombo y platillo el trigésimo quinto aniversario de la victoria de la Revolución islámica con las palabras consignadas en el siguiente mensaje oficial:

"El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en nombre de su Gobierno y del Pueblo venezolano, al celebrarse el Trigésimo Quinto Aniversario de la Victoria de la Revolución Islámica, expresa sus más sinceras felicitaciones al hermano pueblo iraní, que con valentía, sabiduría y dignidad ha logrado mantener su soberanía e independencia.

La revolución Islámica ha sido un modelo para otros pueblos que han sido sometidos por potencias imperialistas, en su afán por apropiarse de los recursos naturales de aquellas naciones que defienden la libre autodeterminación, y que abogan por un esquema multipolar de relaciones internacionales más equilibrado y justo.

La República Bolivariana de Venezuela ratifica su firme compromiso con los hermanos iraníes, a quienes el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías profesó una gran admiración y respeto por su lucha contra la hegemonía y por el despertar de la conciencia de las fuerzas populares.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, siguiendo el legado del Comandante Supremo Hugo Chávez, se hace eco de las palabras pronunciadas por el Imam Jomeini quien expresara que "los oprimidos deben triunfar sobre los opresores"; a la vez que reitera su voluntad de continuar trabajando juntos en las diferentes áreas de la cooperación binacional y transmite al Presidente Hassan Rohaní sus palabras de reconocimiento y felicitación por la gran victoria alcanzada por el Pueblo iraní.

Avancemos juntos hacia una nueva geopolítica internacional, en la cual tome cuerpo el mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del Universo y garantizar la Paz de nuestros pueblos.

¡Que viva el glorioso pueblo de Irán!

¡Que viva la Revolución Islámica!

¡Qué viva la amistad entre Venezuela e Irán!"

Manejándose en una ecuación en donde variables como pueblo, autodeterminación, revolución, soberanía o multipolaridad subordinan a cualquier otra variable o contenido, como puede ser la variable "islámico" (pueblo islamizado, autodeterminación islámica, revolución islámica), la variable ateísmo materialista, o la variable racionalismo, el régimen bolivariano pervierte y corrompe toda su matriz ideológica, situándose, con este tipo de alianzas, en el epicentro de una de las peores catástrofes geopolíticas y militares del continente en, por lo menos, los próximos 20 o 30 años, de seguir, claro, con esa posición internacional.

Con la mezquita más grande de Hispanoamérica, la de Caracas, y con cerca de 40 mil de los aproximadamente 250 mil musulmanes que existen en Hispanoamérica, la capital venezolana, y Venezuela misma, está en vías de convertirse en uno de los principales centros de condensación muslmana en América. Y tal como lo hizo saber en su momento El Revolucionairo, es cuestión de dar paso y medio nomás para que el terrorismo se active con toda su furia y su potencia.

Y es mayor aún la irritación cuando se escuchan las consignas del oficialismo y de Maduro (o, en su momento, de Chávez) cuando habla de la "derecha fascista" que está detrás de los intentos del golpe de Estado. Y no negamos desde ER que existan tales planes y que existan tales grupos de la derecha nacional o internacional.

Lo que dudamos es que esa derecha pueda considerarse más fascista, en caso de que lo sea, que el genuino fascismo representado por el régimen surgido de la revolución de ultra-derecha de Irán de 1978, pues eso, ultra-derecha, es el Islam político.

Cuando se escucha esta fraseología en boca de dirigentes políticos y jefes de Estado, la irritación es mayúscula, pues la imagen que de inmediato viene a la mente es la de un adolescente peleado con el mundo lector de blogs de propaganda pseudorevolucionaria de quinta categoría.

JPG - 44 KB
Mujeres islamizadas.
La estupidez maniquea del régimen bolivariano apoya a un régimen como el islámico de Irán por el simple hecho de considerarlo enemigo de su enemigo: Estados Unidos. Pensamiento adolescente en todo su esplendor.

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando