El Revolucionario

Portada > América > México > Wirikuta o el derecho al delirio

Foro de análisis como parte de un gran happening

Wirikuta o el derecho al delirio

El Senado de la República recibe a voceros de las deidades Wixárika

Viernes 4 de mayo de 2012, por ER. México


Wirikuta, el derecho a lo sagrado fue el título con el que, los pasados 18 y 19 de abril, se convocó a autoridades tradicionales, civiles y agrarias del pueblo Wixárika o huichol, investigadores indigenistas, legisladores, académicos, ambientalistas y público en general a participar en el foro "de análisis" sobre el caso Wirikuta, región de aproximadamente 14 mil hectáreas ubicada en un espacio que pertenece al estado de San Luis Potosí, en los municipios de Catorce, Charcas, Matehuala, Villa de Guadalupe, Villa de La Paz y Villa de Ramos. Wirikuta, según la "cosmogonía huichola", es uno de los sitios más sagrados de su cultura, toda vez que la creación del mundo, ni más ni menos, ocurrió en dicho sitio.

La demanda de los huicholes se esgrime en función de la estrategia de concesiones por parte del gobierno mexicano a mineras extranjeras en esa región (la presencia de empresas canadienses en la industria minera es aplastante): ¡No a la mina en Wirikuta!, es uno de sus reclamos fundamentales.

Para los efectos, toda una movilización social, cultural, política y artística se ha puesto en marcha, habiendo sido el encuentro del Senado uno de sus resultados. El foro se organizó en función de las siguientes líneas temáticas: Wirikuta, fundamento de la cultura wixárika, Cultura, territorio y patrimonio indígena: el caso Wirikuta, Biodiversidad y minería en Wirikuta, Wirikuta: derechos y razones. Hacia una propuesta legislativa.

Pero hay más celebraciones y resistencias: el próximo 26 de mayo, en el Foro Sol de la ciudad de México, tendrá lugar el llamado Wirikuta Fest, por el derecho a lo sagrado, un concierto en donde la farándula sensible se dará cita para alzar la voz en contra de las concesiones a mineras extranjeras en sitio tan sagrado y emblemático como Wirikuta, no ya nada más para la especie humana sino para el mundo entero (que fue creado ahí). Grupos como Caifanes, Café Tacuba, Bunbury, Calle 13 o Julieta Venegas (muchos de ellos muy seguramente consumidores contumaces, en su momento, de peyote y hongos alucinógenos en el ya mundialmente célebre Real de Catorce, ubicado precisamente en esa espiritualísima y alucinógena zona germinativa del mundo), amenizarán un evento en donde, claro está, habrá también un tianguis y un área de sanación.

En su comunicado o pronunciamiento, las autoridades huicholas tuvieron a bien informar a los asistentes al foro el mensaje que recibieron de sus deidades, afirmando entre otras cosas lo siguiente:

Ya lo dijeron nuestras deidades a principios del mes de febrero: la palabra de que no hagamos ningún cambio de sus olimpos espirituales, de los cuatro puntos cardinales, ni de los lugares sagrados, tampoco ningún cambio en los centros ceremoniales. Las deidades nos piden de igual manera que busquemos qué fue lo que los hizo germinar en esta vida, que busquemos con qué se fortalecieron y les fue posible evolucionar. Nos piden que nosotros seamos los parteros de nuestras deidades ancestrales, y nos siguen advirtiendo que nada cambie, que nada se cruce en el camino de su nacimiento, que tengamos el espíritu limpio, que no tengamos miedo, que mantengamos el equilibrio de nuestro ser para poder recibir el nacimiento del nuevo universo celestial, de las deidades, que evitemos el miedo porque si no todo resultaría en todo lo contrario y atraeríamos enfermedades espirituales, de cuerpo y alma.

Manifestaciones metafísicas como estas fueron planteadas (a veces hablando en dialectos autóctonos ininteligibles para todos los ahí presentes) ante la pánfila y sensible presencia, en la mesa principal del foro, del senador Pablo Gómez, del PRD, y de la escritora Elena Poniatowska, mostrándosenos los dos como muestra patética (dan verdadera pena ajena) de la deriva de la "izquierda" mexicana (Gómez fue dirigente del PCM y del Partido Mexicano Socialista) que ya no se entera absolutamente de nada y que ha sucumbido ante la bochornosa tendencia a trasladar las coordenadas de análisis y entendimiento de la dialéctica política, llevándolas de la economía y la filosofía políticas (materialista, marxista o hegeliana) a la estética, el arte (de ahí el "protagonismo dirigente" de la farándula analfabeta), el etnologismo y la sensibilidad psicologista.

Lamentamos profundamente en El Revolucionario que lo único que se pueda hacer contra la invasión imperialista de las mineras extranjeras sea este tipo de inútiles y, sobre todo, estúpidas formas de resistencia cultural indígena. En vez de enviar tanques para que se nacionalicen las minas en beneficio del Estado mexicano, se organizan foros, conciertos y sesiones de sanación en donde políticos, artistas, ambientalistas y etnologistas participan a la vez en un único y revolucionario happening.

JPG - 43 KB
Las nuevas armas de la revolución: el happening y el performance

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando