El Revolucionario

Portada > España > Zapatero compra un año en el poder al partido de Dios y la Ley (...)

Victoria del partido aranista, derrota de la Nación Española

Zapatero compra un año en el poder al partido de Dios y la Ley Vieja

Saltándose las instituciones que gobiernan la Comunidad Autónoma Vasca, el krausista leonés vuelve a atacar la igualdad entre españoles

Viernes 24 de septiembre de 2010, por ER. Barcelona

La maniobra del leonés, vallisoletano de nación, se ha presentado mediante la manida fórmula de las transferencias que el gobierno central ha de hacer a los poderes periféricos en aras del progreso en el autogobierno, lo que viene a significar un empujón al proceso de destrucción de la Nación Española.

JPG - 364.3 KB
Zapatero y Erkoreka
Amablemente pactan por entregas la destrucción de la soberanía nacional

Es ya habitual, entre los aficionados al empleo de fórmulas como: «derecha extrema» o «progresismo», una sorna consistente en reírse de otro sintagma: «¡España se rompe!». En efecto, para los izquierdistas de manual, el empleo de dicha expresión, convierte a quien la pronuncia, en un «facha», pues España no se puede romper… El estado autonómico, verdadero punto final de la historia en cuanto a lo que a «articular» un territorio se refiere, nunca podría romper España, o el Estado español al que tan aficionados son estos sicofantes. Tras las diversas concesiones/transferencias del gobierno socialfascista en el poder, sus fans no perciben fallas tectónicas que evidencien la ruptura, tal es la grosera y burda percepción que este colectivo gregario tiene de una nación a la que odian.

Sin embargo, desde El Revolucionario, libres de tan ramplonas y fisicalistas posiciones, no podemos sino señalar que la nación española, como cuerpo político que es, bien que asentado sobre un territorio, acusa ya grandes fracturas por lo que se refiere, como es el caso que nos ocupa, a la igualdad entre los ciudadanos españoles.

Tras esta nueva agresión cocinada entre Zapatero y los herederos de un nazi avant la lettre como fue Sabino Arana, queda patente, no sólo la falta de escrúpulos de un acendrado enemigo de la nación como el Presidente del Gobierno, sino el hecho, ya demostrado, de que éste comulga, nunca mejor dicho en compañía de tan clericales compañeros de viajes, con la idea de una España que recupere privilegios, muchos propios del Antiguo Régimen, dependiendo de la región a la que se pertenezca.

No dudamos de que esta nueva maniobra encaminada a permanecer en el poder un año más tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, conseguida mediante esta descarada compra de votos, será presentada por la propaganda al servicio del PSOE como un signo de progreso, mito tan caro para estos bermejos reaccionarios.

Tampoco nos extrañaría que pronto, ZP, avanzando en su particular «progresismo», se alineara a favor de la restauración de otros derechos legítimos del «pueblo vasco». En el tiempo que le queda, bien podríamos verle aceptando, con su habitual sonrisa, la restauración de la hidalguía universal en las tierras de Aitor.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando