El Revolucionario

Portada > América > Cuba > El socialfascismo se prepara para la «transición democrática» en (...)

Acogiendo a presos responsables de terrorismo y sabotaje en España

El socialfascismo se prepara para la «transición democrática» en Cuba

Pensando en sus posibilidades para el futuro

Jueves 15 de julio de 2010, por ER. La Habana

Como ya fue anticipado por El Revolucionario, el gobierno cubano accedió a la petición del gobierno español para liberar a más de medio centenar de presos responsables de actos de terrorismo y sabotaje en el año 2003 en el contexto del denominado Proyecto Varela, siempre y cuando los presos fueran acogidos por España. Pretende así, con semejantes favores, la socialdemocracia que representa el PSOE preparar el camino para la denominada «transición democrática» en Cuba, ensoñación ligada al objetivo del socialfascismo de influir en todo el mundo.

JPG - 12.6 KB
El Ministro de Exteriores español Miguel Ángel Moratinos
Piensa que la acogida a los presos cubanos acerca a la socialdemocracia a una mayor influencia en Cuba

Durante esta semana han ido llegando a España en cuentagotas, de forma consecutiva a su liberación, varios de los presos cubanos pertenecientes al Proyecto Varela que fueron detenidos en el año 2003 bajo la acusación de terrorismo y sabotaje, que en las próximas semanas completarán el número de 52. Durante los días previos a su liberación, la noticia de los excarcelamientos fue considerada como una cesión del gobierno cubano, muy presionado tras la muerte en extrañas circunstancias del disidente Orlando Zapata y el delicado estado de salud de Guillermo Fariñas a causa de su irracional protesta de huelga de hambre.

Sin embargo, según transcurrían los acontecimientos y se hacía efectiva la liberación, se han dado a conocer las condiciones que Cuba impuso a España para la liberación efectiva: que tales presos no permaneciesen en la isla y fueran deportados en colaboración con las autoridades españolas en dirección a España. Es decir, que si el gobierno socialdemócrata deseaba un gesto político de parte de Cuba, éste no saldrá gratis: tendrán que hacerse cargo de los responsables de actos de sabotaje y asumir su manutención y nuevo estatus jurídico. Las esperanzas, si acaso débiles, de influencia socialfascista en la Cuba comunista pasan por gestos de este tipo, que incluirán la ruptura paulatina del embargo a la isla por parte de la Unión Europea.

¿Acogida o destierro?

No han sido aclaradas las circunstancias legales en las que residirán en el país europeo los 52 presos liberados por Cuba. Declaraciones a la prensa española de los excarcelados al llegar a España muestran esa duda. Al parecer, el gobierno español les ha instalado en un hospedaje de condiciones mediocres, en el que suelen ubicar a inmigrantes irregulares antes de decidir su deportación a sus países de origen, con condiciones por lo tanto de hacinamiento y, todos lo sospechan, igualmente irregulares.

El gobierno socialista de España no sólo ha logrado la liberación de los presos a costa de acogerlos, sino que en ningún momento se ha comprometido a otorgarles la condición de asilados políticos, para no irritar así al gobierno cubano. Todos los liberados hablan de la figura de «destierro» y lo cierto es que lo único seguro para ellos es que no quieren verlos en Cuba nunca más; de volver a la isla, serán nuevamente encarcelados por sus desórdenes de siete años atrás. Quedan por lo tanto en un limbo jurídico, a la espera de que las autoridades españolas decidan si son considerados refugiados o irregulares, en este peculiar destierro que el socialfascismo ha aceptado con tal de limar asperezas en sus relaciones con Cuba. Quizá pensando que así podrán competir con la influencia china en la isla cada vez más creciente.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando