El Revolucionario

Portada > Europa > Grecia frente a «Europa»

Vuelve la división

Grecia frente a «Europa»

Los países de cola, debilitados

Miércoles 28 de abril de 2010, por ER. Bruselas

Los países que fueron reunidos en el acróstico denigratorio P.I.G.S. por la prensa anglosajona, Portugal, Italia (posteriormente Irlanda), Grecia y España, vuelven a ser el foco de las miradas de sus socios europeos. Y es que no hay «milagros económicos» que perduren.

JPG - 66.9 KB
Grecia, en pie de guerra
Le ven las orejas al lobo depredador francogermano en plena crisis económica

Los países que fueron reunidos en el acróstico denigratorio P.I.G.S. por la prensa anglosajona, Portugal, Italia (posteriormente Irlanda), Grecia y España, vuelven a ser el foco de las miradas de sus socios europeos. Y es que no hay «milagros económicos» que perduren. Tras el ingreso de las economías de estos países en la eurozona, vino una etapa de crecimiento fruto de la burbuja financiera e inmobiliaria que ha tocado a su fin.

En resumidas cuentas, se trata de lo que desde El Revolucionario siempre hemos sostenido, que esa supuesta Unión Europea que se vislumbraba como el reino de la paz perpetua, en cuanto ha arreciado la crisis económica internacional se destapa como lo que en realidad es, una unión aduanera solidaria frente a terceros, mientras que esa solidaridad no lastre a cada economía nacional. Llegados al punto en el que hay que deshacerse de algún socio, no hay contemplaciones. Y bien que se lo están haciendo pagar a Grecia. Ya no hay miramientos para evitar decir «Alemania» cuando de lo que se quiere hablar es de quien toma las decisiones importantes. La canciller Angela Merkel se resiste a dar cifras concretas ante la posibilidad de perder las próximas elecciones locales en Renania y da largas a la reunión convocada por España como Presidente semestral para dar una salida a la crisis griega.

No obstante, no hay que olvidar que la valoración de la deuda de Grecia por parte de las finanzas internacionales como de «bonos-basura» tiene como precedentes la «generosa» ayuda de Goldman Sachs y otros bancos estadounidenses —hoy bajo investigación— para endeudarse y falsificar sus cuentas públicas para que la Unión Europea no lo advirtiera. Esos mismos amigos americanos se están ocupando hoy de apostar (dinero) al desplome de Grecia.

En particular, resulta del todo insultante el vocabulario ético con el que las medidas draconianas previstas para una economía en recesión pasan a llamarse «ayudas», «plan de rescate»... En este sentido, no deja de ser interesante que el 60% de los griegos reniegue de las «ayudas» con que la UE reflotaría el país. Seguramente se deba a que ese «plan de socorro» para poder acceder a semejantes «ayudas» son bien conocidas por ellos, o ya les empiezan a sonar. El martes pasado una huelga sectorial de los transportes puede ser el anticipo de una huelga general convocado por los sindicatos.

En cualquier caso, la medida tradicional mediante la cual los países se han enfrentado a las recesiones, la devaluación, no parece viable. Grecia está sirviendo, al menos, para que muchos de los supuestos metafísicos que giraban en torno a la llamada «construcción europea», ese paraíso de la estabilidad y del buen gobierno, se vengan abajo. Y el resto de los llamados «países de cola» de la Unión deben prepararse. Si hay que hacer frente a una crisis, cuantos menos eufemismos, mejor.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando