El Revolucionario

Portada > Rusia > El gobierno ruso molesto con General Motors

Transacción fallida

El gobierno ruso molesto con General Motors

Putin se refirió al asunto durante una reunión del ejecutivo

Sábado 7 de noviembre de 2009, por ER. San Petersburgo

Las autoridades rusas se han visto sorprendidas por la decisión adoptada por la multinacional norteamericana. General Motors suspende la venta de Opel a Magna/ Sberbank.

JPG - 3.1 KB
Opel
Se trata de uno de los estandartes del capitalismo norteamericano en Europa

Cuando parecía que la venta de Opel estaba casi finiquitada, General Motors ha dejado a propios y extraños con la boca abierta anunciando que cancela la operación. El gigante norteamericano aduce que una mejoría en el mercado del automóvil daría margen a la empresa para seguir al frente de los destinos de Opel. Atrás quedan meses de intensas negociaciones que pretendían sacar del pozo a la filial de GM en Europa. Recordamos que ante la quiebra en la que se encontraba General Motors, el gobierno de Obama se vio forzado a intervenir nacionalizando la empresa. En ese contexto y con el objetivo de aminorar la deuda, es cuando se decide la venta de Opel. El grupo austro-canadiense Magna junto con el banco ruso Sberbank y la automovilística Gaz se muestran interesados en el proyecto. Varios gobiernos europeos, entre ellos el alemán y el español, prometen dinero. Medvedev y Putin bendicen la operación.

JPG - 4.1 KB
Sberbank
Es el mayor banco público de Rusia

Parece claro que General Motors no ha superado aún los efectos de la crisis, ¿por qué arriesga entonces sobremanera manteniéndose en Opel? Hillary Clinton se ha apresurado a negar cualquier implicación política en la repentina decisión de GM. Poco convincentes se nos antojan las palabras de la secretaria de Estado si tenemos en cuenta que en la actualidad, el principal accionista de General Motors es el tesoro público norteamericano. Por eso los directivos de GM han tenido que contar, como poco, con el visto bueno de las autoridades. Como tampoco pasa desapercibido que Sberbank es una entidad financiera que cuenta con un 60% de capital público, sujeta por ello, al control del gobierno ruso. En conclusión que de haberse consumado la venta uno de los símbolos del capitalismo norteamericano en Europa (Opel) habría pasado a depender parcialmente de Rusia. ¿Asunto estrictamente comercial o dialéctica de Estados? Juzgue el lector por sí mismo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando