El Revolucionario

Portada > Rusia > Rusia refuerza a Abjasia

Relaciones imperiales

Rusia refuerza a Abjasia

El país eslavo busca su seguridad

Viernes 2 de octubre de 2009, por ER. San Petersburgo

El gobierno de la Federación Rusa está decidido a apuntalar a su satélite abjaso. En el plano internacional Medvedev ha conseguido que la pequeña república sea reconocida por Nicaragua y Venezuela

El ministro de asuntos exteriores ruso, Serguei Lavrov, no ha dudado en defender la independencia abjasa en una visita a la Universidad Estatal de Sujumi. «Lo que ha sucedido no cambiará nunca. Abjasia es y será independiente. Aunque por supuesto, en pos de los intereses de Abjasia y de Rusia, habría que esforzarse para que la situación en la región se normalizase». Lavrov respondía así a las invectivas lanzadas por el presidente georgiano en la pasada Asamblea General de la ONU. Saakashvili, sin citarla, acusó a Rusia de haber agredido a su país con el fin de arrebatarle Abjasia, aunque vaticinó una pronta recuperación del territorio otrora georgiano.

JPG - 3 KB
Guerra en Abjasia

Rusia presta apoyo económico en la reconstrucción del país. Sin ir más lejos, se aprobó a finales del pasado mes, un memorando que prevé ayuda para la instalación de las redes de teléfono y de correos en Abjasia. Además, en el marco del Tratado de Amistad y Cooperación suscrito por los dos países, Rusia facilitará apoyo militar a su aliado en caso de que peligre su soberanía.

Recordamos que en agosto del año pasado el presidente Saakashvili trató de someter militarmente a Osetia del Sur, región autónoma que había pertenecido a la fenecida en 1991 República Socialista Soviética de Georgia. El enfrentamiento con Osetia se saldó con la intervención rusa y la derrota georgiana. Al mismo tiempo Abjasia, también integrante de la ex - RSS de Georgia, seguía los pasos osetes siendo reconocida al poco por Rusia.

El conflicto armado benefició sin lugar a dudas a Moscú. Medvedev y Putin se encontraron con la ocasión para responder a la independencia de Kosovo. Si el Imperio Norteamericano y sus compinches europeos patrocinaban el secesionismo en suelo ex-yugoslavo, ahora Rusia podía machacar a Georgia, que se presentaba a sí misma como aspirante a satélite de la OTAN. Lo acaecido en Kosovo, Osetia y Abjasia bien podría resumirse con una máxima de la dialéctica de Estados: mantener la unidad en la plataforma política propia y fomentar la división en la rival.

PNG - 6.5 KB
Bandera de la antigua República Socialista Soviética Autónoma de Abjasia

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando