El Revolucionario

Portada > América > Perú > Perú aparca las medidas de explotación de la Amazonía

Victoria para la derecha indigenista aliada de la izquierda fundamentalista iberoamericana

Perú aparca las medidas de explotación de la Amazonía

Se suspenden dos decretos legislativos

Sábado 13 de junio de 2009, por ER. Lima

A pesar de la suspensión de los decretos de explotación los indigenistas siguen protestando, apoyados por los sindicatos "de clase", ahora solidarios con la reacción precolombinista frente a un Gobierno que no ejerce su derecho de explotación sobre un territorio que pertenece a todos los peruanos y no sólo a determinados señores por razones étnicas o "ancestrales"

JPG - 20.7 KB
Alberto Pizango, líder indigenista peruano
Las plumas de la reacción teñida de izquierdismo

Los indigenistas han conseguido que los «pueblos nativos», como si de señores feudales se tratasen, supervisen los procesos de explotación. Es la ley de la selva, la contemporización frente a la reacción teñida de progreso que domina el mundo actual.

El aplazamiento de los decretos legislativos de Ley Forestal y Fauna Silvestre 1090 y de Régimen Jurídico de las Tierras de Uso Agrario 1064 es indefinido. Los indigenistas piden su derogación total, y aseguran que, según el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo, organismo dependiente de las Naciones Unidas, institución con sede en Nueva York y con un Consejo de Seguridad formado por los Estados Unidos de Norteamérica, la República Popular China, la Federación Rusa, el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la República Francesa), debieron ser consultados, por lo que el Gobierno de Alán García, siempre según los indigenistas, habría actuado inconstitucionalmente, al haber suscrito Perú ese convenio de la OIT. Como vemos, a veces son las propias constituciones de las naciones políticas el principal obstáculo para la eutaxia del Estado.

Además, los indigenistas cuentan con el apoyo del ultranacionalista étnico, criptofascista y marioneta de Hugo Chávez, Ollanta Humala, representante del etnocacerismo, ideología fascistoide propia del Perú.

Mercedes Cabanillas, ministra de Interior, afirmó que la suspensión de los decretos se ha dado para evitar más movilizaciones (¡ERROR!), las cuales no han acabado, ya que los indigenitas siguen bloqueando entradas a ríos y carreteras. Y mucha población, solidaria con los indigenistas frente a un Gobierno que acusan, con razón, de corrupción, y ante la acuciante carestía de la vida en la ciudadanía, se ha unido en ciudades como Puno o Moyobamba, donde hubo paro de 24 horas. En Puerto Maldonado, región del Amazonas, el paro será de al menos dos días.

El líder indigenista de la AIDESEP, Alberto Pizango (nótese el origen español —concretamente vasco— del apellido), ha amenazado con tomar medidas aún más violentas. Por ello, el Ejército y la Política reforzarán la seguridad de las instalaciones petroleras, los edificios públicos y los puertos.

El presidente, el representante en perú de la izquierda socialdemócrata, Alán García, ha sido contundente: «Estoy convencido de que el 80% de los peruanos respaldan su legalidad y su destino de desarrollo, y no van a tomar el camino del retroceso ni la edad de piedra, eso puedo garantizárselo».


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando