El Revolucionario

Portada > América > Argentina > Argentina llora a Raúl Alfonsín

Murió el presidente del "Nüremberg" argentino

Argentina llora a Raúl Alfonsín

Hoy será enterrado

Jueves 2 de abril de 2009, por ER. Buenos Aires

El que fuera primer presidente argentino tras la dictadura militar argentina, el socialdemócrata Raúl Alfonsín, murió la noche del pasado martes, víctima de una neumonía, agravada por un cáncer de pulmón que sufría desde hace dos años. Una multitud de conciudadanos pasó delante de su féretro en la Cámara de Senadores de la Nación, donde fue expuesto su cadaver al público. Hoy será enterrado en el cementerio de la Recoleta

JPG - 48.6 KB
Velatorio de Raúl Alfonsín
Para muchos, el presidente de la democracia y del valor ante los golpistas; para otros, el hombre que perdonó a los traidores a la Patria. Es pronto para un juicio histórico definitivo

Tras la brutal dictadura militar de derecha que dominó la Argentina entre 1976 y 1983, Raúl Alfonsín, socialdemócrata, llegó al poder, y tuvo que enfrentarse a la jerarquía militar por violación de los metafísicos (por inaplicables en Realpolitik) Derechos Humanos. Fueron condenados en 1985, aunque luego el propio Alfonsín los perdonó.

En el Salón Azul de la Cámara de Senadores, y desde primera hora de la mañana de ayer, se instaló una capila ardiente donde descansaban los restos del Presidente. Ante ellos, desfilaron multitud de argentinos, entre agradecidos y curiosos. También muchos compatriotas se apresuraron en congregarse frente a su domicilio, en la avenida Santa Fe de Buenos Aires. Una vigilia nocturna pasó allá de manera improvisada, mientras encendían velas y las depositaban frente a la casa de Alfonsín, al tiempo que se entonaba el Himno Nacional Argentino.

La mayoría de las valoraciones que se han hecho en esta jornada sobre la personalidad de Alfonsín son positivas. Los ciudadanos preguntados hablan del Presidente como un patriota honesto e íntegro, que logró sacar a Argentina de un continuado proceso de golpes militares que duraba casi un siglo, para llegar por fín a la democracia. Apenas se habla del posterior perdón a los genocidas que el propio Alfonsín dispensó. Incluso otro ex-presidente, el peronista del Partido Justicialista Carlos Ménem, tuvo buenas palabras para Alfonsín:

«Es una pérdida muy grande para la democracia. Alfonsín cumplió una trayectoria impresionante y fue uno de los artífices para que Argentina vuelva a la libertad y a la democracia. Fuimos, somos y seguiremos siendo amigos como siempre.»

En El Revolucionario Buenos Aires nos preguntamos, debido a lo peculiar que siempre resulta Ménem en sus declaraciones, cómo se puede ser amigo de un muerto. Aunque desde luego Ménem le debe mucho a Alfonsín, ya que gracias a él se pudo firmar el Pacto de Olivos, por el que se modificó nuestra Constitución Nacional en 1994, permitiendo a Ménem un segundo mandato presidencial.

Otro ex-presidente, Néstor Kirchner, también recordó a Alfonsín:

«Fue un hombre de muy fuertes convicciones al que los argentinos van a reconocer. Tengan las ideas que tengan, le debemos un profundo reconocimiento; aún desde las diferencias, es un dolor intenso para los argentinos, más allá de las ideas. Su nombre está escrito en la historia»

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner no podrá asistir a los funerales debido a que está en la cumbre del G-20 de Londres. Pero sí tuvo palabras de reconocimiento para el que ella considera su amigo:

«Está toda la gente muy acongojada, ustedes conocen la relación de afecto que yo tenía con él.»

Cristina Fernández adelantará su vuelta a la Argentina al viernes, para reunirse tras el funeral del Presidente con su familia. El duelo por Alfonsín en Argentina está siendo muy seguido, y no se recordaba algo parecido desde la muerte de Perón en 1974.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando