El Revolucionario

Portada > América > Argentina > Marsans demanda al Estado argentino

Por la nacionalización de Aerolíneas Argentinas

Marsans demanda al Estado argentino

Ante los tribunales internacionales

Jueves 18 de diciembre de 2008, por ER. Buenos Aires

El Grupo Marsans, empresa española dueña hasta ayer de Aerolíneas Argentinas, ha informado ayer tarde hora argentina que va a demandar ante tribunales internacionales lo que ellos califican de "confiscación" de las acciones de Aerolíneas Argentinas y de Austral. La nacionalización de la empresa fue aprobada por el Parlamento argentino

JPG - 122.1 KB
Aerolíneas Argetinas ya son otra vez argentinas
Marsans se desespera

La reacción de la empresa española Marsans era la de esperar: presentar una demanda ante el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones), tribunal de arbitraje dependiente del Banco Mundial. Marsans pretende, como mínimo, obtener una indemnización por «expropiación» de Aerolíneas Argentinas y todas sus subsidiarias.

La nota de la empresa no deja de ahondar en los tópicos argumentos dados en esta clase de situaciones:

«Esta compañía considera que la confiscación es arbitraria e ilegítima, porque contradice lo acordado entre Interinvest (Marsans) y el Estado argentino en julio pasado, cuando el Gobierno argentino se comprometió a comprar Aerolíneas. Marsans y el Gobierno argentino firmaron un acta acuerdo el 17 de julio, la cual se basó en la estipulación del pago de un precio fijado de común acuerdo entre Interinvest y el Estado Nacional. A falta de acuerdo, el precio lo determinaría un tercero, que nunca ha sido convocado.»

Gerardo Díaz Ferrán, dueño de Marsans y presidente de la patronal española más importante, CEOE, explicó por su parte que con el arbitraje internacional:

«[...] se busca la compensación monetaria por la confiscación que el Estado argentino está instrumentando y por todas las violaciones a los tratados que han ocurrido en los últimos años". En este sentido, afirma que Aerolíneas "ha resultado seriamente perjudicada por la falta de una política adecuada del Gobierno para el transporte aerocomercial.»

Marsans no duda en acusar al Estado argentino de la crisis acaecida:

«Esta carencia es evidente por la congelación de las tarifas, la negativa por parte de las autoridades competentes a otorgar subsidios ante el extraordinario aumento del combustible y el incumplimiento de medidas que el Gobierno reconoció siempre como necesarias y urgentes. La falta de ejecución de las tarifas, más los continuos hostigamientos gremiales facilitados y consentidos por las autoridades, hicieron inviable el normal funcionamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral. El Estado Argentino, luego de contribuir con sus actos y omisiones a la crisis de Aerolíneas y Austral, utiliza esta situación para justificar la confiscación de las compañías.»

Las declaraciones de Marsans y de Díaz Ferrán ejemplifican esa dialéctica de Estados y de clases que opera, a nivel nacional e internacional, a la hora de apropiarse de recursos que posibiliten a la economía nacional de turno continuar su recurrencia, sin la cual se vendría abajo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando