El Revolucionario

Portada > Rusia > Moscú tacha de ilícitas las sanciones de EEUU por vender armas a Irán y (...)

EEUU no tolera que se arme a quienes amenazan a la Pax Americana

Moscú tacha de ilícitas las sanciones de EEUU por vender armas a Irán y Venezuela

El imperio realmente existente intenta frenar la escalada belicista de la antigua URSS

Lunes 8 de enero de 2007, por ER. Moscú

El ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia calificó hoy como «infundadas» e «ilícitas» las sanciones impuestas por Estados Unidos a tres compañías rusas que venden armas a Irán, Siria y Venezuela, cuyos regímenes son denostados por Washington

Jamenei Vladimir Putin y George Bush Hugo Chávez

La Cancillería rusa denunció en nota oficial que EEUU, basándose en leyes internas, «por enésima vez presenta a compañías rusas acusaciones infundadas de contribuir al desarrollo de los programas de misiles y de armas de exterminio de estos países o bien de realizar suministros que violan el régimen de control de las exportaciones». «No es el primer ejemplo de intentos ilícitos de EEUU de aplicar su legislación interna a compañías extranjeras para obligarlas a funcionar según las normas estadounidenses», intentos que desde la perspectiva de El Revolucionario no es que sean ilícitos, es que son, sencillamente inútiles, porque no tienen capacidad para imponer a Rusia las posturas del Imperio, ignorando Moscú las recomendaciones, sanciones y órdenes directas de la ONU, Israel y EEUU, pues sigue vendiendo armas a sus tradicionales aliados, como Irán, según informábamos hace una semana, o también a enemigos declarados de EEUU como Venezuela.

En cualquier caso, el departamento de Estado norteamericano ha impuesto sanciones válidas por dos años al monopolio ruso de venta de armas, Rosoboronexport, así como a otras dos compañías armamentísticas rusas. EEUU ya impuso en agosto pasado sanciones similares a Rosoboronexport y al consorcio aeronáutico ruso Sujói por vender armamento y tecnología militar a Irán. Rusia se defendió a través de el portavoz de Rosoboronexport, Valeri Kartavtsev, quien replicó a su vez que «nunca se ha dado un caso en el que el consorcio haya infringido las normas internacionales que rigen la cooperación técnico-militar entre distintos países».

El presidente del Senado ruso, Serguéi Mirónov, opinó que las sanciones de Washington buscan «despejar el camino a las compañías norteamericanas en los mercados internacionales de armamento». Por su parte, Konstantín Kosachov, jefe de la comisión de Exteriores de la Duma rusa, declaró ayer que «el control sobre las exportaciones rusas de armamento es muy estricto. Todos los cargamentos de armamento con destino al exterior cumplen con las obligaciones internacionales».

Estados Unidos ha sancionado también en los últimos meses a compañías de la India, Cuba y Corea del Norte por violar la Ley de No Proliferación en Irán y Siria, que tiene como objeto impedir que Teherán pueda hacerse con armas de destrucción masiva, preferentemente atómicas. Además, en su intento por obstruir el poderío estadounidense, y como ya señalábamos, Rusia anunció hace unos días la entrega a Irán de más de la mitad de los sistemas de defensa antiaérea Tor M-1 en virtud del contrato suscrito por ambos países a finales de 2005, que incluye 29 sistemas de misiles antiaéreos rusos Tor M-1 de 700 millones de dólares (540 millones de euros) durante tres años.

Irán tiene intención de utilizar estos sistemas para defender infraestructuras vitales como las centrales nucleares de Isfahán, Teherán y Bushehr, ésta última construida por ingenieros rusos. De esta forma, Irán podrá hacer frente a un posible ataque aéreo con cazas de la clase Stealth, helicópteros, misiles de crucero, además de bombarderos como los utilizados por Israel para destruir en 2003 las centrales nucleares de Iraq. Así, con el material atómico protegido, el país de los ayatolás se convertirá en una amenaza material y no meramente formal del dominio imperial de EEUU.

De la misma forma, Rusia se ha convertido en el principal proveedor de armas a Venezuela, lo que constituye una nueva amenaza al poder imperial de EEUU. Moscú ha firmado en los últimos dos años contratos de venta de armas con Venezuela por valor de más de 3.000 millones de dólares, incluyendo el suministro de decenas de helicópteros Mi-17, Mi-26 y Mi-35.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando