El Revolucionario

Portada > Portugal > El gobierno luso social demócrata nacionaliza el Banco Portugués de (...)

También en Portugal

El gobierno luso social demócrata nacionaliza el Banco Portugués de Negocios

La epidemia del sistema financiero capitalista se extiende

Lunes 3 de noviembre de 2008, por ER. Lisboa

Es el último en socorrer a un banco a punto de irse a pique. Las prácticas crematísticas realizadas habían generado pérdidas por unos 700 millones de euros. Se hará cargo del banco insolvente y de sus deudas la Caixa Geral de Depósitos

JPG - 23.9 KB
Banco Portugués de Negocios
Nacionalizado por la socialdemocracia

A media tarde del domingo comparece en rueda de prensa el Ministro de Finanzas, Teixeira do Santos, y el gobernador del Banco de Portugal, Vítor Constâncio, para hacer el anuncio: el BPN será nacionalizado, a falta de que la Asamblea de la República apruebe la recomendación hecha por el gobierno.

Pese a que en las últimas semanas las autoridades habían negado reiteradamente que fuera necesario tomar medidas, finalmente se ha decidido nacionalizar el banco porque sus pérdidas alcanzaban ya los 700 millones de euros y, según afirmó el ministro de Finanzas, no existían perspectivas a corto plazo de que fueran a obtener "nuevas fuentes de liquidez". En esta situación, la institución había roto los "coeficientes mínimos de solvencia" establecidos por el Bancos de Portugal y se había colocado al borde de la "suspensión de pagos". Como se advierte en este caso, la falta de liquidez en la que es moneda corriente decir que está el problema de la crisis revela ser en el fondo un problema de solvencia.

Sin rastro de los culpables

Vítor Constancio, quien ha de velar por la claridad de las operaciones financieras realizadas en el país como gobernador del Banco de Portugal que es, habla ahora de centenares de millones fuera de contabilidad que fluían en movimientos clandestinos. Y apunta a una oscura deuda de 360 millones contraída con el Banco Insular de Cabo Verde. Sin embargo se niega a identificar a los culpables y por supuesto declina cualquier responsabilidad que pudiera tener su administración o la anterior.

Como es costumbre en estos casos, y a fin de afectar a los ciudadanos con el temor o la compasión, se nombran los intereses de los clientes que han perdido sus depósitos para justificar finalmente la carga al erario de las deudas generadas mediante la pura crematística. La deuda generada por la especulación se pasa así a las clases medias y trabajadoras.

Las clases medias y bajas avalan a los especuladores

Lo curioso es que tanto el Partido Comunista de Portugal como el Bloque de Izquierda, convertidas en izquierdas extravagantes, apoyan la nacionalización emprendida por el gobierno luso. A lo sumo exigen contrapartidas tales como la limipieza en el gasto del rescate hecho con el dinero público y los impuestos.

Pero ¿hasta qué punto está asegurada la solvencia de un estado que asume las deudas de los especuladores?


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando