El Revolucionario

Portada > China > El Partido Comunista de China funda la primera academia de budismo en el (...)

Su objetivo: formar monjes patriotas y no a separatistas

El Partido Comunista de China funda la primera academia de budismo en el Tibet

Muestra así al mundo que no es antirreligioso

Sábado 1ro de noviembre de 2008, por ER. Yenán

No todas las religiones son ya el opio del pueblo, sólo lo son aquellas que intentan destruir a China

JPG - 19 KB
No basta con ser sólo budista: hay que ser además patriota chino
Los monjes budistas no podrán olvidar a qué Nación política pertenecen y cuales son los deberes para con su Patria

Bajo el amparo del Departamento de Trabajo del Frente Unido del Comité Regional del Tibet del Partido Comunista de China se construirá la Academia de Budismo Tibetano, la primera de su tipo en la región autónoma del Tibet. La construcción comenzará éste mes de noviembre y su coste ascenderá a 11,7 millones de dólares para una superficie de 17,4 hectáreas.

El centro académico será finalizado en el 2010. Para entonces estará dotado de una biblioteca y de edificios para celebraciones religiosas.

Según el Partido Comunista de China, la nueva academia tiene como objetivo «formar a religiosos devotos y patriotas que hayan cosechado un amplio reconocimiento tanto por sus logros religiosos como por su carácter moral». Resulta especialmente importante que se remarque su marcado carácter patriota, pues es sabido que existe un grupo de budistas facciosos que pretenden destruir la unidad del Pueblo chino.

Con ésta medida el PCCh muestra que no es antirreligioso, sino que su combate contra algunas comunidades religiosas no lo mueve un odio comunista contra las religiones sino el firme patriotismo que no tolera que bajo el manto oscuro de la religión se escondan intentas de destruir la causa del Pueblo chino.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando