El Revolucionario

Portada > Mundo > Norte de África > Intercambio de parejas abortado en Egipto

Un matrimonio que realizaba intercambios fue detenido en un café de El Cairo

Intercambio de parejas abortado en Egipto

La «liberalidad» musulmana en todo su esplendor

Martes 28 de octubre de 2008, por ER. Argel

El principal acusado, un funcionario de 49 años, fue detenido después de que la policía recibiera informaciones sobre la publicación de anuncios en internet en los que invitaba a otros matrimonios a practicar el sexo en grupo en fiestas. También en internet ofrecía sexo en grupo mediante el intercambio de esposas.

JPG - 276.6 KB
Pareja liberal
Objeto de persecución en Egipto

El acusado ha sido detenido durante cuatro días, acusado de lo que en el códico penal de una sociedad moderna no serían sino cuestiones morales: apología del libertinaje, publicar anuncios inmorales e instigar y practicar la prostitución.

El acusado y su mujer, una profesora de árabe con la que lleva catorce años casado, mantuvieron relaciones sexuales con tres parejas en los barrios de Maadi y Haram, en El Cairo. Previamente seleccionaron a sus compañeros de cama tras citarse con 44 matrimonios que se habían presentado voluntarios para realizar el intercambio. El funcionario fue arrestado cuando llegaba a un acuerdo para el «intercambio de esposas» en un conocido café de la capital.

Las investigaciones llevaban un año tras los anuncios aparecidos en internet, en los que un presunto «judío iraquí» servía de intermediario entre las parejas. Una de las condiciones que exigía el principal acusado a los candidatos para «el intercambio de esposas» es que estuvieran casados mediante un contrato oficial y que los dos miembros de la pareja estuvieran de acuerdo. Con lo que tan liberal no era el presunto matrimonio corruptor.

La conversión al Islam del padre ata a las hijas

Paralelamente, un caso del que ya dio cuenta El Revolucionario el año pasado sigue aún coleando: una mujer egipcia cristiana copta ha sido sentenciada a tres años de prisión por no afirmar su identidad islámica, que ella desconocía. Shadia, junto a su hermana Bahia Nagy El-Sisi, residentes en Mit-Ghamr, fueron arrestadas y enjuiciadas por afirmar su cristianismo. Ignoraban que su identidad religiosa cambió en 1962 debido a la breve conversión de su padre, Nagy El-Sisi, al Islam. Y todo porque el patriarca mantuvo una breve disputa matrimonial con la que pretendía divorciarse de su esposa.

Shadia El-Sisi, previamente enjuiciada por declararse cristiana en su certificado de matrimonio, fue sentenciada a tres años de prisión el 21 de noviembre de 2007, como ya informamos. Sin embargo, fue liberada dos meses después, hasta que el 23 de septiembre de este año, un juez la sentenció nuevamente a tres años de prisión. Ahora se la acusa de «falsificar» su certificado de matrimonio, por declararse cristiana.

La ley egipcia transcribe de forma fidedigna la sharia islámica y por lo tanto considera que los niños de un matrimonio son siempre propiedad de cualquier padre que posea la religión «superior», es decir, el Islam. Así, pese a ser cristianas, ambas hermanas y sus hijos y descendientes futuros serán registrados como musulmanes. He aquí la tolerancia islámica en toda su dimensión.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando